El AIFA crecerá por decreto presidencial

Foto: www.yahoo.com

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 37 segundos

Ante la negativa de las aerolíneas por usar el nuevo Aeropuerto, el gobierno de México publicará un decreto para trasladar a Santa Lucía hasta el 25% de las operaciones del AICM.

Ante la negativa de las compañías aéreas por ampliar sus operaciones en el nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) el gobierno de México publicará un decreto para trasladar a dicha terminal hasta el 25% de los vuelos del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

Apenas el pasado 27 de abril, el presidente Andrés Manuel López Obrador, en su conferencia de prensa matutina, pidió a las compañías que incrementen sus operaciones en el AIFA, ya que la obra solo cuenta con seis vuelos diarios.

Aquella mañana, el presidente señaló que “se trata de un buen aeropuerto, es el esfuerzo de mucha gente y es la imagen de nuestro país. Entonces yo tengo que cuidar eso, es parte de mi trabajo”.

Esta mañana, en el programa de Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula, el subsecretario de Transporte, Rogelio Ramírez Pons, anunció que el gobierno federal publicará un decreto para limitar de 61 a 50 las operaciones por hora del AICM.

Con esto, el AIFA absorbería entre un 20 y 25% de las actuales operaciones del AICM, con lo que, además, se reduciría la saturación que el aeropuerto capitalino enfrenta desde hace varios años.

En una primera etapa, que comenzaría en el mes de julio, se mandarían al AIFA vuelos nacionales de Aeroméxico, Volaris y Viva Aerobús que no requieran conexión y, por consiguiente, cambiar de aeropuerto.

Adicionalmente, se publicaría un segundo decreto para enviar a los aeropuertos de Toluca y Puebla algunas operaciones de carga y vuelos chárter.

Hasta el momento, ni Aeroméxico, Volaris ni Viva Aerobús se han pronunciado sobre el decreto anunciado por Jiménez Pons. Sin embargo, José Suárez Valdez, vocero de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA), consideró que mover los vuelos al AIFA no será tan sencillo como lo plantea el gobierno.

En primer término, se tiene que evaluar la conectividad del AIFA, ya que más de la mitad de los viajeros internacionales que llegan a la Ciudad de México tienen como destino otras ciudades. Esto provocaría que algunos pasajeros llegaran a una terminal y tengan que cambiar a otra para continuar su trayecto.

En declaraciones al programa de Joaquín López-Dóriga, también en Radio Fórmula, el portavoz advirtió que el AIFA es técnicamente viable. “Lo que nosotros vemos con preocupación son dos cosas: cómo va a ser el mecanismo y qué vuelos se van a elegir para trasladarse de un aeropuerto a otro. Pero también algo muy importante: no podemos abrir los cielos con tal de llenar un aeropuerto”.

Es decir, no se debe permitir a compañías extranjeras realizar vuelos entre dos ciudades del mexicanas —lo que se conoce como cabotaje— con tal de que el AIFA tenga operaciones.

Por Raúl Castro-Lebrija

Artículo anteriorKia registró ventas globales de 238,538 unidades en abril.
Artículo siguienteEl control de precios “solo funciona en el corto plazo”, advierte Jonathan Heath

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí