E-sports impulsan la participación de las mujeres en las TIC

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 50 segundos

Redacción

Los deportes electrónicos (E-sports) es una  industria valuada en 170 mil millones de dólares a nivel global, en la que interactúan 2 mil 900 millones de personas; y aunque persiste la idea de que el juego es un ámbito principalmente masculino, 45% de la población videojugadora son mujeres.

Con base en el programa Women Rock-IT, de Cisco Networking Academy, que capacita e inspira a las mujeres para las oportunidades tecnológicas del futuro –y en el que han participado 1.8 millones de niñas y mujeres en todo el mundo–, la edición 2022 del Día Internacional de las Niñas en las TIC se centró en cómo las competidoras de e-sports pueden hacer la transición de las habilidades que están aprendiendo en línea, hacia la exploración de carreras relacionadas con ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas (STEAM, por sus siglas en inglés).

El evento anual se extendió por 150 países en alianza con the*gameHERs, una plataforma que aboga para que más mujeres trabajen en los deportes electrónicos. Verta Maloney, cofundadora y Jefa de Innovación, fue la encargada de moderar la sesión, quien dijo que los deportes electrónicos alientan a sus participantes a colaborar, comunicarse, ser resilientes bajo presión y pensar estratégicamente; además de ayudar a desarrollar habilidades cognitivas y sociales.

“Es una necesidad innegable y pendiente desde hace mucho tiempo. Esto hacemos en the*gameHERs al crear entornos inclusivos y libres de sexismo donde las personas puedan jugar siendo ellas mismas, sin reservas y sin temores”.

Para Sana Sheikh, ingeniera de redes de Riot Games y exalumna de Cisco Networking Academy, hay videojuegos que exigen ciertas habilidades que pueden trasladarse a carreras tecnológicas, uno de ellos es la resolución de problemas, tanto en juegos de escape, de ingenio y de mesa.

“Son juegos que requieren planificación, adaptabilidad y experimentación, donde mientras más juegas, mejor lo haces. Lo mismo aplica en un trabajo o carrera, porque hay dificultades, obstáculos y debes encontrar la forma de resolverlos. Otro punto fundamental es el pensamiento crítico. En un juego de computadora hay muchos riesgos y consecuencias y los videojugadores deben analizar las opciones en fracciones de segundos para elegir el mejor camino a seguir; en cualquiera de las profesiones de ingeniería una mala decisión puede generar un resultado catastrófico y el pensamiento crítico hace toda la diferencia”.

Sana asegura que trabajar en una de las compañías desarrolladoras de videojuegos más grande del mundo le ha permitido combinar dos de sus grandes pasiones como jugadora e ingeniera en redes. Desde su área, ayuda a mejorar la experiencia de los jugadores en tiempo real, para que puedan jugar de manera fluida, mejorando la conectividad para la transmisión de audio y video en directo. “Los juegos son para divertirte y es algo que encuentro en lo que hago ahora, eso es lo mejor que puedes esperar de una carrera”.

Para que las chicas puedan aprovechar las oportunidades que ofrece la industria de los deportes electrónicos y los videojuegos en general, también se necesita que haya entendimiento y acompañamiento por parte de los padres de familia.

De acuerdo con Shae Williams, cofundadora de Coalition of Parents in Esports, organización sin fines de lucro que busca inspirar y encauzar carreras exitosas en este rubro, la mayoría de las madres y padres de familia manifiestan preocupación por el tiempo que pasan los menores en pantalla y el impacto que puede tener en su educación y salud, sin embargo, asegura, esto no debe tomarse como algo negativo.

“Tengo dos hijos, de 17 y 19 años, y la tecnología siempre nos ha acompañado, al igual que los videojuegos, como una forma de diversión, hasta que me di cuenta que juegos como Minecraft, Roblox, Fortnite o Sims despertaban en ellos otro tipo de interés, además de ayudar a fomentar su creatividad, conocimientos técnicos y la curiosidad por temas nuevos”.

En la experiencia de Williams, los e-sports requieren disciplina como cualquier otro deporte,  además de que ayudan a descubrir destrezas que se utilizan en este entorno como edición de videos, diseño gráfico, comercialización o gestión de redes sociales, que abren oportunidades profesionales más allá del juego, acompañadas de la educación formal y autodidacta.

“Se están creando muchos empleos nuevos en tecnología y no hay gente suficiente para ocuparlos. En este sentido, los videojugadores están a la vanguardia porque son quienes exploran estos mundos, pero necesitan meterse de lleno. Las empresas necesitan esas habilidades probadas y hay muchísimas opciones de cursos en línea y certificaciones, que son importantes para conseguir un empleo”.

Maria Tamellini, fundadora de GamerSafer, una empresa que fomenta experiencias positivas para los videojugadores, señala que el racismo, sexismo, estafas, acoso, cuentas duplicadas, discriminación y los depredadores, son algunos de los problemas que generan el abandono de usuarios, particularmente niños y mujeres.

“Buscamos erradicar los delitos y reducir las transgresiones graves a través de autenticaciones impulsadas en IA y visión artificial. El primer juego importante en usar nuestra tecnología fue Minecraft y también colaboramos con las plataformas de deportes electrónicos, cada día protegemos a más de 50 millones de jugadores de forma gratuita”.

Artículo anteriorPendiente, deslindar responsabilidades en caso de Línea 12, reconoce AMLO
Artículo siguienteArcelorMittal experimenta con hidrógeno verde en planta candiense

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí