Mujeres son las que más usan WhatsApp

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 45 segundos

Curiosidades y cifras sobre la principal red sociodigital de envío de información

Fernando Guzmán Aguilar / UNAM

WhatsApp, que en un principio, su creador, el ucraniano Jan Koum, llamó What´s Up (Qué tal, Qué hay o Qué pasa), y que fue comprada por Facebook en cuatro mil millones de dólares en 2014, es el principal motor de difusión de información en México y en el mundo.

A 42.8 por ciento les crea adicción, a 53.3 le produce felicidad y a 17.8,  ansiedad. 78.5 sabe cuándo son fake news, y la reciente caída a nivel mundial de las plataformas de Mark Zuckerberg afectó a 67.3 en el ámbito laboral.

Es la principal red sociodigital de envío de información, dice Luis Ángel Hurtado Razo, académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, porque permite tanto el contacto con otras personas como adquirir información “casi de inmediato”.

No sólo se comparten documentos y conversaciones, sino también información de otras redes, como Facebook, Instagram, YouTube, Twitter y TikTok.

En México es la segunda red sociodigital más usada, por debajo de Facebook, según datos del Instituto Federal de Telecomunicaciones.

El 96 por ciento de los mexicanos que tienen acceso a internet ocupan WhatsApp y la usan entre seis y ocho horas al día, según un estudio realizado en 2021 por Hurtado Razo en una muestra de 1253 personas en los 32 estados de la República Mexicana.

En 2020, por la pandemia de la covid-19, pasamos de entre dos y tres horas diarias en WhatsApp a más de seis horas en 2021, precisa el también director de Comunicación Política Aplicada.

Dicho incremento de uso de WhatsApp está asociado al desempeño diario de los mexicanos en los ámbitos laboral, educativo, familiar, económico, comercial, etcétera.

Quienes más usan esta red social son las mujeres, con 66.67 por ciento. En un estudio de 2019-2020 había un empate técnico con los hombres, “estaban en 50% de uso”.

Pero por la coyuntura del Covid-19 y por las numerosas actividades de la mujer (familiares, educativas, laborales, etcétera), se disparó el uso de WhatsApp entre ellas.

Actualmente, la edad promedio de quienes usan esta red social es de 31-40 años, con 37.5 por ciento de los entrevistados. En 2020 había un empate en la generación 21-30 años con 35 por ciento, pero disminuyó en 2021 a 27%; las personas de 41-50 años tenían un 9 por ciento y ahora un 15.8 por ciento.

Según el Instituto Federal de Telecomunicaciones, entre 93 y 94 millones de mexicanos utilizaron Internet en 2021, de los cuales 100 por ciento usaron Facebook y 96por ciento, WhatsApp: unos 89 millones.

El riesgo con WhatsApp es “la vulneración de la privacidad de las personas”. La gran mayoría de los usuarios comparten pantallas de sus conversaciones. La principal fuga de información en los mexicanos es por captura de pantalla.

Otro dato interesante de este segundo estudio de Comunicación Política Aplicada es que 57 por ciento de los entrevistados informó que WhatsApp no les generaba adicción o dependencia, pero a 42.8 por ciento de los entrevistados, sí.

Sobre su estado de ánimo, a 53.3 por ciento les producía felicidad y a 17.8 por ciento, ansiedad asociada al aislamiento y al riesgo de infección por el virus, así como a la inflación por la situación económica

Fake news, industria creciente

En una escala de 0 a 10 (10 representa 100 de confianza), la credibilidad en el primer estudio eran de 7-8 en casi 70 por ciento de los entrevistados. “Creían muchísimo”. En el segundo estudio, la mayoría (22.62 por ciento) le dio un valor de 5 y en segundo lugar 7 (16.7 por ciento).

En dos años de pandemia, subraya Hurtado Razo, los usuarios han dejado de creer muchísimo en la información que comparten en WhatsApp, por un fenómeno recurrente y creciente: la propagación de información falsa.

En 2019-2020, 94 por ciento sabía que era información falsa y cómo detectarla, pero ahora (2021), aumentó a 98.1 por ciento y 82.1 por ciento también sabe cuándo son fake news.

En el primer estudio, a 93 por ciento algún familiar (75 por ciento) le había enviado información falsa vía WhatsApp, y en el segundo, aumentó a 97.6 por ciento (la familia, 69.5 por ciento y los amigos, 52.3).

Aumentó, señala Hurtado Razo, en casi 100 por ciento, el envío de información falsa es vía personas que no conocemos. En el primer estudio, 10 por ciento eran personas desconocidas; en el segundo, 19.5 por ciento. La industria de la desinformación “ha estado my activa en el confinamiento”.

El 78.5 por ciento se percató que era falsa información porque dudaron y consultaron otros medios de comunicación. El 52.3 por ciento dijo no creer en la información que le llegaba; pero 47.6 por ciento “si cree o llegaron a creer”.

Por la pandemia de covid-19, es “muy delicado” que casi la mitad de los usuarios de WhatsApp hayan creído en la información falsa relacionada con no vacunarse, medicamentos y remedios o supuesta información del gobierno.

El 33.3 por ciento creyó por los títulos y presentación (diseño) de la información falsa que les fue compartida, subraya Hurtado Razo.

Artículo anteriorAMLO presentará programa para combatir la inflación
Artículo siguienteConsulta pública para decidir qué árbol va a sustituir a la Palma de Reforma

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí