Preocupa a Coparmex que gobierno obstaculice ahora a generadores privados de electricidad

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 18 segundos

El organismo hizo un llamado a que se respete la ley y se fortalezca a todo el sistema eléctrico nacional, no solo a un competidor como la Comisión Federal de Electricidad.

Una vez rechazada la reforma eléctrica, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) se dijo preocupada porque, desde el gobierno de México, se obstaculice a los generadores de electricidad privados.

“Nos preocupa que una vez desechada la reforma, se pretendan seguir impulsando maniobras desde el gobierno para impedir la operación de los generadores privados y se obstaculice la libre competencia, todo ello en perjuicio de los mexicanos. Hacemos un llamado a que se respete la ley”, señaló el organismo.

Expuso que “la única vía para fortalecer nuestro sistema eléctrico será a través del diálogo, para que, en lugar de favorecer a un sólo competidor, en este caso la CFE, se privilegie el objetivo de darle luz a los mexicanos a precios accesibles y sin apagones”.

De acuerdo con la Coparmex, la propuesta de reforma eléctrica —rechazada por la Cámara de Diputados este domingo— atentaba contra la economía de las familias, el medio ambiente y la libre competencia.

Además, iba en contra de los acuerdos internacionales firmados por México en materia económica y ambiental, al tiempo que “causó una enorme incertidumbre jurídica a las inversiones”.

La Coparmex lamentó que, en el dictamen de la iniciativa aprobado por la mayoría de Morena y sus aliados, “los legisladores que representan la mayoría parlamentaria no hayan tomado en cuenta las participaciones de expertos, representantes del sector empresarial y académicos en el Parlamento Abierto, lo que convierte a este importante mecanismo de participación en una mera simulación”.

“El parlamento abierto sobre esta reforma —agregó— aportó muchísimos elementos destacados para mejorar el sistema eléctrico nacional. Más de 150 horas de discusión con expertos tendrían que haber sido atendidas y el resultado hubiese sido otro”.

Y aseguró que “esta reforma no fue aprobada porque la mayoría parlamentaria desestimó el diálogo, buscó imponerse ‘sin cambiar ni una coma’, le faltó voluntad y generosidad”.

La Coparmex expuso que “reconocemos el trabajo de los legisladores de oposición que se mantuvieron firmes a pesar de las presiones y los chantajes desde el poder, privilegiando el principal objetivo de buscar el beneficio para México. Sin duda, al no aprobarse esta reforma, ganó México”.

Por Raúl Castro-Lebrija

Artículo anteriorCero concesiones a particulares y una empresa estatal que lo explote; el plan de AMLO para el litio
Artículo siguienteLuto en el futbol americano profesional de México

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí