Fallo de la SCJN sobre la LIE detendrá “aún más” la inversión en el país: CEESP

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 9 segundos

El organismo lamentó que el fallo se dé justo cuando México ha salido del grupo de las 25 economías más atractivas para la inversión, difundido por la consultora Kearney.

El fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que declaró constitucional la Ley de la Industria Eléctrica (LIE) detendrá aún más los flujos de inversión en momentos en que México ha dejado de estar entre los 25 destino más atractivos a nivel mundial, consideró el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

Como se recordará, la semana pasada el pleno de la SCJN declaró constitucional la LIE con lo que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) tendrá preferencia en el despacho eléctrico sobre los generadores privados.

El falló implica que los, aproximadamente, 200 amparos interpuestos por generadores privados sean resueltos libremente por los diferentes juzgados encargados de los casos.

El gobierno mexicano, además, anunció el viernes pasado su intención de cancelar más de 100 contratos de autoabastecimiento que considera ilegales.

Dichos contratos, cabe recordar, son los mismos a los que, reiteradamente, se ha referido el presidente Andrés Manuel López Obrador en sus conferencias de prensa y que han permitido a empresas privadas —específicamente mencionó a Oxxo y Bimbo— pagar menos por la luz que un consumidor residencial.

Sobre el particular, en su análisis económico semanal, el CEESP aseguró que “aun cuando faltan muchos detalles e implicaciones de la decisión (de la SCJN), es claro que por lo pronto genera una situación de inseguridad jurídica significativa”.

“Es de esperarse —agregó— que ello detenga aún más la inversión, específicamente en el sector energía, que es particularmente necesaria para la reactivación económica. Los inversionistas nacionales y globales habían mostrado interés y disponibilidad de recursos para invertir en el sector y actuaban en consecuencia”.

Este fallo se da en momentos en que, según el Índice de Confianza de Inversión Extranjera Directa 2002 dado a conocer por la consultora Kearney “México quedó fuera de los 25 países más atractivos” para invertir y hacer negocios.

Por Raúl Castro-Lebrija

Artículo anteriorLatidos irregulares en el corazón, principal causa de muerte en el mundo
Artículo siguienteBonafont cumple 30 años

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí