Prevén reducción en siembras de maíz en EUA durante 2022

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 33 segundos

Ante los elevados costos de insumos, particularmente de los fertilizantes, agricultores de maíz y trigo de Estados Unidos (EUA) prevén reducir el área de siembra de dichos granos básicos. Por el contrario, incrementarán la superficie destinada a la producción de soja y algodón. Estos datos incrementan las preocupaciones sobre la escasez de granos en las naciones importadoras y la creciente inflación de los alimentos.

Este día el Servicio Nacional de Estadísticas Agrícolas del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés) publicó el informe Prospective Plantings en el que estimó que los productores de maíz tienen la intención de plantar 89.5 millones de acres en 2022, un 4% menos que el año pasado.

Las encuestas de intención de siembra aplicadas a 73 mil agricultores estadounidenses arrojan que, si bien el área sembrada de trigo para 2022 será 1% más que el año anterior, 47.4 millones de acres, esta será la quinta más baja desde que se tienen registro en 1919, explicó la USDA. Además, específicamente durante la primavera la superficie sembrada será 2% menor que en 2021.

Por el contrario, se espera que toda el área plantada de algodón para 2022 sea 9% mayor y la de soja 4% superior que el año pasado.

Esta reducción por parte de los agricultores de Estados Unidos se plantea aun cuando los suministros domésticos de trigo están en su nivel más bajo en 14 años y la demanda de ambos granos está aumentando tras la invasión de Rusia a Ucrania, que interrumpió los envíos de proveedores clave, reportó Reuters este día. Lo anterior debido a que los insumos asociados con el cultivo de los granos básicos hacen que resulte más rentable la producción de la soya.

Por su parte, el Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA) reportó en su sitio web que la producción de maíz en México ha registrado una tasa media anual de crecimiento negativa, de 0.6% en los últimos siete años. Así, agrega, “para los ciclos agrícolas primavera-verano 2022 y otoño-invierno 2022/23 se corren riesgos, pues aún con los buenos precios que registra el grano, el precio promedio de los principales fertilizantes utilizados en la agricultura se incrementó en 153% entre marzo de 2021 y el mes en curso, escalando hasta los 27 mil 220 pesos por tonelada en la última semana; a lo que se suma la escasez de agua para riego”.

Lo anterior impactaría en más alzas en el precio de la tortilla; por lo que en el centro del país, el kilo de este alimento podría pasar de 20 pesos actualmente a 24 o 25 pesos; mientras que en ciudades del norte y noroeste del país, así como en Acapulco y norte de Tamaulipas, podría subir de 23-24 pesos a 30-31 pesos.

El fuerte aumento en los precios de los fertilizantes es resultado del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania.

Artículo anteriorEl precio de los autos ha aumentado 55% en los últimos 6 años
Artículo siguienteEl presidente López Obrador rechaza proponer candidatos a comisionados para el IFT y COFECE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí