Avanza actividad económica de México en +1.8% anual en medio de desafíos

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 49 segundos

El Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE), clave para entender la trayectoria del PIB en México, avanzó en enero pasado +0.4% a tasa mensual, alentado por el desempeño de las actividades secundarias (Sector Industrial) y terciarias (Sector Servicios) que crecieron +1% y +0.2%, respectivamente, lo que contrastó con el retroceso de -2.3% que sufrieron las actividades primarias.

Frente a enero de 2021, el IGAE exhibió un progreso de +1.8% en términos reales. Por grandes grupos de actividades, las secundarias crecieron +4.3%; las primarias, en +1.4% y las terciarias en +0.8%, agregó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) al difundir la información el viernes.

Con cifras originales, que no toman en cuenta el efecto calendario y que son las que observa el mercado, el IGAE creció igualmente en +1.8% a tasa anual, con un progreso de +4.3% reportado en las actividades secundarias; de +0.6% en las terciarias y de +0.4% en las primarias.

Los analistas esperaban un progreso de la actividad económica a una tasa de +2.1% para el primer mes del año, con rangos entre +0.6% y +5.1%, y frente al crecimiento de +1.3% mostrado en diciembre, con cifras originales y a tasa anual.

Si bien el avance de +0.4% con cifras desestacionalizadas y a tasa mensual significa que la actividad económica del País se expandió por tercer mes consecutivo, esto sucedió con un menor ritmo, con un crecimiento en diciembre de +0.9 por ciento.

El crecimiento a tasa anual, de +1.8%, sin embargo, colocó arriba del Indicador Oportuno de la Actividad Económica dado a conocer por INEGI en la presente semana, que colocó en +1.6 por ciento.

Para expertos, el progreso que acusa la economía mexicana en los últimos tres meses puede sugerir que el País logró hacer frente a retos en el arranque de año, incluyendo el alza de precios en materias primas e insumos; el aumento de ausentismo laboral debido a la cepa “Ómicron” del Covid-19 y ante la persistencia en las disrupciones en las cadenas de suministro.

“A pesar de las recientes mejorías, creemos que la recuperación se ha rezagado relativo a algunos socios comerciales (por ejemplo EU)”, dijo el banco Banorte.

Con el resultado de enero, la actividad económica coloca -1.7% por debajo del reportado en febrero 2020, antes de que comenzara la crisis sanitaria del coronavirus, y en -3.4% frente al máximo histórico alcanzado en agosto de 2018.

“Revisamos nuestra proyección del PIB 2022 a 2.0%, ante las nuevas disrupciones en la actividad que detonaron los conflictos geopolíticos, y en función de las mayores presiones inflacionarias y un endurecimiento monetario más agresivo a lo previsto anteriormente”, anunció por su parte en un reporte esta mañana el banco Bx+.

Los dos motores que han dado aliento a la actividad económica del País, la Industria y los Servicios, aunque resilientes, perdieron el buen ritmo por los confinamientos obligados por “Ómicron” en sectores como el de transporte y maquinaria y equipo, mientras que la debilidad en la construcción, en la parte Industrial, opacó a la minería.

En el Sector de los Servicios, el impacto de la nueva cepa del coronavirus se observó en la caída del comercio al menudeo, además de una desaceleración en los servicios de transporte y de alojamiento temporal y preparación de alimentos.

“De momento, los datos se encuentran en línea con los estimados de crecimiento para la economía mexicana, que actualmente se encuentran entre 2.2%-2% para 2022”, dijo el banco Intercam en un escrito.

Artículo anteriorAmazon compra la famosa productora MGM
Artículo siguienteEbrard promueve inversiones de Arabia Saudita para México

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí