El subsidio a gasolinas es para combatir la inflación, advierte López Obrador

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 14 segundos

El presidente no descartó la posibilidad de eliminar aranceles a artículos de importación como una forma de evitar aumentos que reduzcan la capacidad de compra de la población.

El presidente Andrés Manuel López Obrador defendió la decisión de aplicar un subsidio las gasolinas y no cobrar el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), ya que la medida busca controlar la inflación y no reducir la capacidad de compra de la población.

Incluso anunció que su gobierno no descarta la posibilidad de eliminar aranceles a la importación de artículos de primera necesidad, a fin de que no haya un mayor incremento en los precios.

En la conferencia de prensa matutina, López Obrador cuestionó “¿y por qué el subsidio a la gasolina? Porque necesitamos controlar la inflación. Si se desata la inflación nos afecta mucho porque es carestía, aumenta el precio de todo y no nos rinde el ingreso”.

“Podemos tener incrementos salariales, pero, por la inflación, se reduce nuestra capacidad de compra. Entonces no hay que permitir la inflación”, añadió.

El presidente señaló que existen varias formas e combatir el incremento de los precios. “La mejor es produciendo lo que consumimos, ser autosuficientes en energéticos y ser autosuficientes en alimentos. ¿Dónde es que pega más la inflación? En energéticos y en alimentos”.

Sobre el primer punto, López Obrador ha señalado en diversas ocasionesnque el objetivo de su administración en lograr la autosuficiencia energética en el 2023, gracias a la compra de la refinería Deer Park, la modernización de las seis refinerías actuales por 30,000 millones de pesos, la construcción de Dos Bocas y la planta coquizadora de Tula.

“Otra posibilidad es la apertura comercial”, continuó el mandatario. “Que no la descartamos porque todavía México tiene aranceles para la importación de algunos alimentos”.

“Si estamos en un mundo de libre mercado, si hay una situación de incremento de precios por falta de alimentos o de materias primas en México, se abre al mercado para importar, se quitan aranceles y entra carne de pollo y entra huevo y entran granos a mejores precios”, explicó.

“Eso también es un mecanismo que no descartamos para enfrentar la inflación”, insistió.

Por Raúl Castro-Lebrija

Artículo anteriorInflación primera quincena de marzo en +0.48% y 7.29% a tasa anual; refleja impactos de guerra
Artículo siguientePolo mexicano fija como objetivo clasificar al Mundial

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí