Ahora la ONU-DH condena los asesinatos de periodistas y defensores de derechos humanos

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 19 segundos

La condena de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos se suma a la del Parlamento Europeo que motivó una polémica respuesta del presidente López Obrador.

Primero fue el Parlamento Europeo, ahora fue la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) quien condenó el asesinato de periodistas y defensores de derechos humanos en el país.

En un comunicado, ONU-DH aseguró que ·condena los asesinatos del defensor de derechos humanos José Trinidad Baldenegro, ocurrido el 7 de marzo en la comunidad de Coloradas de la Virgen del municipio de Guadalupe y Calvo, Chihuahua, y del periodista Armando Linares López, ocurrido el 15 de marzo en Zitácuaro Michoacán.

El organismo internacional recordó que el crimen de José Trinidad Baldenegro “se suma a los asesinatos de los señores Julio Baldenegro, en 1986, e Isidro Baldenegro, en 2017, padre y hermano de José Trinidad, así como al asesinato del defensor Julián Carrillo, también ocurrido en Coloradas de la Virgen en 2018”.

“El asesinato de tres defensores de derechos humanos en la comunidad de Coloradas de la Virgen en los últimos 5 años, genera consternación y honda preocupación, pues refleja el contexto de inseguridad y violencia en la que viven sus habitantes”, lamentó ONU-DH.

Con respecto al asesinato del periodista Linares López, recordó que ocurrió tras las diversas denuncias que realizó por el ataque a Monitor Michoacán, el 31 de enero pasado, durante el cual fue asesinado Roberto Toledo, colaborador del medio.

Guillermo Fernández Maldonado, representante en México de ONU-DH denunció que “persiste una extendida impunidad sobre los autores materiales e intelectuales de los atentados contra personas periodistas, situación que favorece la reiteración de estos actos de violencia. Es urgente redoblar esfuerzos coordinados a nivel federal y local para adoptar medidas preventivas y de investigación capaces de crear un ambiente de seguridad para las personas que ejercen el periodismo en el país”.

“La ONU-DH reitera su llamado a las autoridades a que realicen investigaciones prontas y diligentes, donde se agoten las líneas de investigación, y determinen los autores materiales e intelectuales, así como los móviles de estos crímenes, que no deben quedar en la impunidad. De forma paralela, se debe avanzar en la atención de las causas estructurales que favorecen estos ataques, para garantizar de manera sostenible la seguridad de quienes ejercen la defensa de los derechos humanos y el periodismo”, concluyó.

Por Raúl Castro-Lebrija

Artículo anteriorDenuncian decomisos ilegales de vaporizadores en CDMX, Edomex y Michoacán
Artículo siguienteDiputados aprueban, en lo general, regular los créditos de nómina con cobranza delegada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí