Especial de La-Lista. Secuestro de cuentas de WhatsApp: nuevo modelo de negocios para ciberdelincuentes

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 52 segundos

Las redes sociales se han convertido en extensiones de nosotros mismos: son el medio por el que nos comunicamos con el mundo exterior, además ahí tenemos registrado desde conversaciones íntimas hasta información importante. Con esto, a cualquiera le preocuparía que alguien más se adueñe de sus redes sociales.

Como es de esperarse, los casos de hackeo en redes sociales y especialmente de cuentas de WhatsApp parecen ser cada vez más frecuentes. Según información publicada en el medio La-Lista, en México, durante 2020, había 88.2 millones de usuarios de teléfono celular, es decir, 75.5% de la población que tiene seis años o más tiene un teléfono celular, los cuales 9 de cada 10 era un smartphone, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La app más descargada y utilizada entre los usuarios mexicanos es WhatsApp (95.7%) ya que es uno de los principales medios por los que muchas personas se comunican con familiares, amistades o con cuestiones laborales. Además, según el estudio “Adopción, uso y satisfacción de las aplicaciones y herramientas digitales para compras y banca en línea, videollamadas, redes sociales, salud y trámites gubernamentales en tiempos de Covid-19” realizado por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) es la aplicación más usada durante la pandemia.

Esto, sin duda, implica un enorme atractivo para los ciberdelincuentes, que las utilizan para extorsionar a amigos, familiares y compañeros de trabajo. Además de que exigen depósitos en cantidades exorbitantes a sus dueños para “regresarles sus cuentas”, algo que normalmente no cumplen.

De acuerdo con la consultora de negocios Deloitte, México es el segundo país de América Latina con más ciberataques. Recientemente se han detectado hackeos a cuentas de WhatsApp y algunos de los casos más sonados han sido el que sufrió el periodista Joaquín López Dóriga; Alfonso Durazo, gobernador de Sonora; Luis Cházaro, diputado federal; Aurora López Acevedo, política oaxaqueña, cuya cuenta ha sufrido ataques dos veces; y Alejandro Murat, gobernador de Oaxaca, entre otros.

El robo de una cuenta de WhatsApp no está tipificado como tipo penal, confirmaron autoridades federales en materia de seguridad y centros de estudios sobre este tema. Pero hay conductas delictivas que se cometen a través del hackeo de una cuenta de Whatsapp que sí cuentan como tal: como son la extorsión, el fraude y el robo de identidad, por lo que se pueden cometer varios los delitos al hackear una cuenta.

Durante el 2021, el delito de extorsión, que es uno de los que pueden cometerse a través del hackeo de WhatsApp, aumentó 12.3% con respecto al 2020, por lo que terminaron sumando 9 mil 407 casos, según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Frente a este contexto, el Observatorio Nacional Ciudadano, centro de estudios que investiga y analiza la incidencia delictiva en México, ha lanzado una campaña para exigir a las y los legisladores que construyan un marco legal para sancionar e investigar este tipo de delitos a través de plataformas digitales.

Las personas que deseen compartir sus casos, pueden hacerlo por correo electrónico a la cuenta atencion.victimas@onc.org.mx o en el grupo de WhatsApp que se comparte a continuación: https://wa.link/fx71bo

Aquí puedes consultar la investigación publicado el portal de La-Lista

‘Se siente que te quitan algo que tuyo’: así se vive un hackeo a WhatsApp (la-lista.com)

 

Artículo anteriorIncremento de 19.6% en la venta al menudeo de vehículos pesados en enero de 2022
Artículo siguienteFinaliza BMV con alza semanal de 3.8% ante menor incertidumbre por tasas; viernes sube 1.2%  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí