Consumo privado afloja el paso pero suma 4 alzas; apoyan empleo y remesas: expertos

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 42 segundos

Expertos atribuyeron el crecimiento del consumo privado en octubre pasado a una mayor movilidad social por mejores condiciones en torno a la pandemia Covid-19 frente a 2020, a una tasa de empleo más favorable y a las remesas, que en noviembre volvieron a alcanzar un nuevo récord.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dijo el lunes que el consumo privado avanzó en México en +0.2% a tasa mensual y en +6.8% a tasa anual en octubre, mientras que, con cifras originales, aquellas que toma en cuenta el mercado, el crecimiento fue de +5.7 por ciento.

Pese a que el consumo ha crecido consecutivamente en cuatro meses, expertos resaltan que las disrupciones hacen que el indicador coloque 3.1% por debajo de sus niveles prepandemia, de enero de 2020, y en –3.4% de su máximo histórico, alcanzado en julio de 2019.

Un reporte del grupo financiero Banorte indica que en ese lapso los fundamentales de la economía mexicana mejoraron, sobresaliendo un desempeño más favorable del empleo, con cerca de 1.3 millones de empleos nuevos, y las remesas alcanzando un nuevo máximo.

En octubre y noviembre de 2021, las remesas que envían los connacionales que trabajan en el extranjero siguieron rompiendo récords, con 4,819 y 4,665 millones de dólares (mdd), respectivamente. México acumuló ingresos por 46,833 mdd por este concepto hasta noviembre, el registro más alto en su historia para un periodo similar.

Al interior del indicador del consumo privado, los rubros domésticos reportaron estabilidad (+0.1%) mes con mes, donde los bienes subieron en +0.1% y los servicios se mantuvieron sin cambios (0.0%). Por el contrario, los bienes importados rebotaron con fuerza.

A tasa anual, es decir, contra octubre de 2020, los rubros siguieron impactados por las fuertes distorsiones producto de la Pandemia, con cifras todavía muy altas en los bienes importados (+19.4%), y, en menor medida en los servicios locales (+8.8%), aunque más modestas en el consumo de bienes domésticos (-0.3%).

Las cifras de hoy fueron relativamente positivas considerando un panorama más adverso en el margen para la actividad” calificó Banorte.

No obstante, acotó, los riesgos siguen latentes, especialmente aquellos relacionados a la Pandemia.

El número de casos diarios de Covid-19 ha mostrado una explosión a nivel global mientras que a nivel local alcanzaron un nuevo máximo el fin de semana pasado, con 30,700 nuevos contagios tan sólo el sábado.

Sin perspectiva

Los expertos recordaron que los contagios de Covid-19 bajaron durante buena parte del cuarto trimestre de 2021, mientras que el empleo vio mejoras adicionales, favoreciendo al consumo, aunque hacia adelante persiste preocupación por el derrotero de la Pandemia y la carrera de precios.

El consumo de los mexicanos seguirá limitado por estas circunstancias, particularmente en el arranque de año.

México cerró 2021 con uno de los niveles de inflación más altos de su historia reciente, de 7.36%, lejano al reportado en 2020, de 3.15 por ciento. El consenso de analistas anticipa una tasa de 4.16% al término de este año.

Para inicios de 2022, el incremento en los contagios podría debilitar al consumo, especialmente en servicios.

Por otro lado, aunque se moderará en la segunda mitad del año, prevemos que la inflación siga relativamente elevada, erosionando la capacidad de gasto de los hogares”, recalcó Bx+.

Artículo anteriorHacienda reduce 3,200 mdd deuda de Pemex  
Artículo siguiente¿En los tiempos actuales aún podemos recomendar a nuestros clientes los bienes raíces como inversión?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí