Bocadillos “saludables” no siempre son la mejor opción; LabDO

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 29 segundos

Ante la búsqueda constante de las personas por una mejor alimentación, se encuentran en el mercado diversos productos para satisfacer estas necesidades, los cuales suelen anunciarse como “saludables”, cuando en realidad pueden contener más azúcares, sodio o grasas que otros.

A través de un comunicado, LabDO dio a conocer que un estudio realizado por la Revista del Consumidor señala que las barras de cereal se han convertido en un snack de moda, fácil de llevar y que suele consumirse como refrigerio; las marcas comercializan distintas formulaciones: con trigo, maíz, avena, arroz, frutas secas, jarabe de maíz, miel, azúcar, soya, chocolate, amaranto, quinoa y chía, entre otros.

No obstante algunas se exceden en azúcares y/o grasas, nutrientes de los que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado disminuir su consumo.

Sin embargo, LabDO destacó que una estrategia utilizada por algunas empresas de alimentos e identificada por especialistas es la de utilizar el término “saludable” en el etiquetado y promoción de productos que no lo son tanto.

En el mes de mayo de este año, informaron, en Estados Unidos, la Food and Drug Administration (FDA), órgano encargado de regular, entre otras cosas, los alimentos, abrió un proceso público para que los expertos actualicen el uso de dicho calificativo, con la idea de que las fórmulas e ingredientes tengan, de manera probada, una efecto beneficioso para la salud.

Ya que el análisis realizado por la revista a 22 marcas, determinó que el contenido total de sacarosa, glucosa, fructosa y lactosa es de hasta un 41 % por barra, los cuales provienen de la adición de azúcar, mieles o jarabes, como el de alta fructosa o de agave u otros ingredientes.

Sin embargo, algunas sustituyen al azúcar por jarabe de agave, que proporciona el mismo aporte calórico que el azúcar (4 kcal por gramo), otras la sustituyen por polialcoholes (maltitol o sorbitol) equivalente a aproximadamente 2.4 kcal por gramo, mientras que otras añaden miel de abeja que aporta las mismas calorías que el azúcar.

Por su parte, la Escuela de Salúd Pública de Harvard revela que hay varias motivaciones para comer bocadillos como: hambre, cultura social / alimentaria, por distracción, aburrimiento, inseguridad alimentaria, así como el marketing, siendo los consumidores emocionales y los que se encuentran bajo estrés psicológico quienes suelen comer bocadillos con mayor contenido calórico.

En lo que se refiere a las recomendaciones para un buen bocadillo, el laboratorio mencionó que diversos especialistas sostienen que una porción de éstos debería ser alrededor de 150-250 calorías por bocadillo, lo cual equivale a una manzana con una cucharada de mantequilla de maní o un queso en tiras con 6 galletas integrales.

También te puede interesar: jlgh65@yahoo.com.mx

Artículo anteriorConfirma Fitch Soberano México en BBB- con Perspectiva Estable; cobra peso rol de gobierno en economía
Artículo siguienteInvertirá ArcelorMittal Dls. 10,000 millones para reducir emisiones de CO2

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí