Consumo de comida chatarra podría conducir a mayor estrés y ansiedad: LabDO

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 13 segundos

Los alimentos con alto contenido de grasas, sodio y azúcares, consumidos en exceso, podrían estar allanando el camino a mayor estrés y ansiedad y por ello, afectar la salud mental, advierte la investigación consultada por el Laboratorio de Datos contra la Obesidad (LabDO). 

Del mismo modo, un estudio publicado en el Journal of Medicinal Food revela que hay conexión entre el intestino y el cerebro, la cual radica en la capacidad del primero para producir, a partir de una microbiota sana, neurotransmisores como son la dopamina y serotonina, los cuales influyen en el estado de ánimo. 

Por esto, refieren los expertos, tener una nutrición balanceada con base en alimentos naturales como son frutas, vegetales, pescado, huevos, nueces, semillas, frijoles, legumbres y fermentados como el yogur, mejora la calidad de microbiota en el intestino y con ello la salud mental. 

Sin embargo, a través de un comunicado, LabDO dio a conocer que esta circunstancia se revierte cuando los excesos de grasas, sodio y azúcares alteran dichos componentes bacterianos.

En este sentido, revelaron, en una investigación consultada por el mismo laboratorio, especialistas observaron que durante la pandemia por Covid-19, las personas que aumentaron su ingesta de postres, galletas, tartas, brownies, rosquillas, helados, papas fritas, así como comida rápida, alteraron sus rasgos cognitivos y de apetito, circunstancia que terminó por impactar perjudicialmente en su estado de ánimo.  

También, en el campo conocido como psiquiatría nutricional destaca otro estudio, en donde se revela el vínculo entre los trastornos depresivos graves y la ingesta insuficiente de ácidos grasos omega-3, fundamental en el cuidado y desarrollo del sistema nervioso central.

Y es que, a pesar de que la depresión es una condición compleja, LabDO aseguró que se ha logrado identificar una correlación entre el consumo de pescados y mariscos (fuentes de omega-3) con la protección contra la depresión posparto, el trastorno bipolar y el trastorno afectivo estacional, pues en los países de mayor ingesta de éstos la ideación suicida es muy baja, informaron.

De acuerdo con la organización, entre otras fuentes originales de Omega-3 destacan los aceites de linaza, cáñamo, canola y nuez son, en general, fuentes ricas del omega-3 original.

También te puede interesar: Beneficia F1 CDMX recuperación económica; generará derrama de 14 mmdp

Artículo anteriorAeroméxico informa requisitos para viajar a Estados Unidos
Artículo siguienteSector Financiero está moviendo apoyos para transitar hacia economía verde: Ana Botín  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí