L12 del Metro estaba comprometida antes del sismo de 2017: DNV 

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 45 segundos

Una de las vigas que desplomó el 3 de mayo pasado de la Línea Dorada, que provocó un fatal accidente por problemas en la parte elevada de la línea, se encontraba dañada desde antes del terremoto que sacudió el centro del País el 19 de septiembre de 2017, se desprende del resumen ejecutivo presentado por la noruega DNV, la empresa responsable de investigar las causas del colapso de la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México. 

“La deformación se identificó primero en el reforzamiento longitudinal de la viga norte en enero de 2017, lo que indica que la estructura ya se encontraba en una condición comprometida antes del terremoto de Puebla de 2017 y no como consecuencia del terremoto”, indica el resumen ejecutivo de DNV. 

El informe ejecutivo presentado el martes asevera que las deformaciones no eran detectables a simple vista. 

El documento arroja que el colapso de las vigas norte y sur ocurrió por la falta de pernos que unieran correctamente las vigas de concreto y de acero, por lo que ambas estructuras funcionaron por separado; al estar funcionando de manera independiente, las dos vigas experimentaron condiciones de carga para las que no estaban diseñadas.  

En consecuencia, señala el reporte ejecutivo, se generaron grietas de fatiga que redujeron aún más la capacidad de la estructura para soportar la carga, generando una curvatura en el centro de las vigas norte y sur, lo que se conoce como pandeo, hasta que ocurrió el colapso de la estructura. 

“Se observaron prácticas de soldadura deficientes, específicamente las relacionadas con el uso de barras de acero como material de relleno de la soldadura”, menciona DNV en las conclusiones de su investigación.  

Además se detectaron pernos deficientes, faltantes y mal colocados, lo que contribuyó a que la estructura no tuviera el funcionamiento óptimo. 

El gobierno de la Ciudad de México contrató a la noruega Det Norske Veritas (DNV), especializada en control de calidad y gestión de riesgos, la cual entregó un primer informe, de tres comprometidos, en junio pasado. 

El primer dictamen indicó de forma preliminar que hubo fallas en la construcción como irregularidades en las soldaduras de pernos, cimentación y falta de fusión en la unión de trabes. 

Eckhard Hinrichsen, director de DNV entregó ayer el segundo informe de más de 180 cuartillas a la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil de la Ciudad de México. 

Este martes se llevó a cabo la entrega protocolaria a la titular de la dependencia, Myriam Urzúa. La funcionaria dijo que el documento estará disponible en el sitio de transparencia creado por el gobierno capitalino para la Línea 12. 

La caída de una columna ubicada entre las estaciones de la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México, Olivos y Tezonco, tuvo un saldo de 26 personas muertas y 80 heridos. 

En la construcción de la Línea 12, la más grande del Sistema de Transporte Colectivo Metro, participaron un consorcio integrado por ICA, Carso infraestructura y Construcciones (Cicsa) y Alstom Mexicana.  

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó a fines de junio pasado que el empresario Carlos Slim, propietario de Grupo Carso, tendedor de las acciones de Cicsa, se comprometió a pagar la reconstrucción del tramo colapsado.
 

Artículo anteriorBaja Intercam a América Móvil de “Compra” a “Mantener” por precio, pero expectativa es alta 
Artículo siguienteTasa de interés cerraría en 5.13% en 2021: sondeo expectativas Citibanamex

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí