Inversión y consumo, claves para crecimiento del PIB.

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 18 segundos

Dos datos clave para explicar el desempeño del PIB resultaron negativos en junio: la inversión fija bruta y el consumo privado, que según el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC) representan el 85% del PIB mexicano, sufrieron reverses, lo que hacia el segundo tramo de 2021 se traduce en estrechez económica según expertos. 

La inversión fija bruta de México se contrajo -1.8% a tasa mensual en junio, tras el rebote de mayo, su peor caída desde septiembre de 2020. Aunque el rubro de maquinaria y equipo acortó su baja (-04%), el de construcción cayó en mayor magnitud, en -2.9 por ciento. 

Con estos resultados, entre abril y junio pasados, es decir, en el segundo trimestre de este año, la inversión fija bruta en el País cayó en -2.4 por ciento. 

“…aunque el crecimiento (de inversión) en el primer trimestre fue de más de 8%, la tendencia inmediata muestra debilidad y pocos catalizadores para que el dinamismo pueda recobrarse” advirtió en un análisis el grupo financiero Monex. 

“El consumo privado del mismo mes se contrajo por primera vez en tres meses, con cifras ajustadas (-0.8% a tasa mensual), por una rotación del gasto asociada a una mayor movilidad (donde los servicios avanzaron +0.7% pero los bienes retrocedieron -1.5%)”, señaló por su parte el banco local Bx+. 

Los especialistas resaltaron que si bien el consumo en el mercado interno interrumpió una racha de tres meses de crecimiento consecutivo, alentada por el dinero que envían los connacionales que trabajan en el extranjero y la reapertura de la actividades, la brecha con los niveles anteriores a la Pandemia es limitada.  

Esto no ocurre con la inversión fija. 

“Consideramos que el entorno para la inversión es más retador 

“Además de la incertidumbre adicional por el alza en contagios, existen otros factores importantes que podrían mermar el desempeño”, alertó a su vez el banco Banorte. 

Alrededor de la inversión resaltan componentes de incertidumbre como el inicio de la consulta sobre el sobre el contenido de origen en el sector automotriz en el marco del T-MEC y la noticia de la disputa entre Talos, empresa petrolera que disputa el desarrollo de uno de los mayores yacimientos en México, Zama, contra las autoridades de Energía. 

“En cuanto al segundo, si bien esto implica un acercamiento inicial, Talos busca lograr una mediación antes de involucrar un arbitraje internacional u otro tipo de acciones legales sobre el tema.  

“Hasta el momento no contamos con una respuesta formal del gobierno mexicano, por lo cual estaremos muy atentos a esto”, destaca Banorte. 

Monex dijo en que mantienen la expectativa que la inversión fija bruta en el País crezca en +11.6% durante 2021, ante una débil comparación con 2020, y en +5.5% durante 2022 aunque esto refleje crecimientos limitados del PIB hacia adelante. 

“Implica un limitado potencial de crecimiento para la economía en el mediano plazo por lo que nuestro pronóstico de crecimiento promedio del PIB durante los próximos 6 años sigue ubicándose entre 2.5% y 3% anual”, señaló la firma financiera. 

Jalan remesas a consumo 

Desligado de lo que pueda pasar con la inversión fija bruta en virtud de la cantidad de dinero que generan las remesas, y en un lejano segundo lugar la reapertura de actividades y la generación de empleo, el consumo privado mantiene un rezago de sólo 2.7% de sus niveles pre-Pandemia. 

El envío de dinero de los connacionales que trabajan fuera del País, principalmente en Estados Unidos, sumó durante julio 4,540.26 millones de dólares (mdd), implantando un nuevo récord, mientras que en los primeros siete meses del año, México recibió 28,187 millones de dólares vía remesas. 

Tras los resultados, expertos explicaron que esta fuente de recursos se sostiene como un apoyo fundamental en la recuperación de la economía mexicana y la reactivación del mercado interno en términos de consumo. 

“De manera inmediata, pensamos que el consumo seguirá desacelerándose en próximos dos meses y, en el caso de los servicios, es muy probable que se presenten variaciones negativas.   

“De esta manera, seguimos pensando que el indicador tendrá un crecimiento de entre 8% y 9% en 2021, con un panorama de riesgos mixto en los próximos meses”, destacó por su parte el grupo financiero Monex. 

Artículo anteriorReporta la SEP 88 escuelas con Covid-19; 39 debieron cerrar
Artículo siguienteAfore Coppel administra 19.4% de cuentas totales del Sistema de Ahorro para el Retiro

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí