Economía en proceso de recuperación: Banco Base

Tiempo de lectura aprox: 4 minutos, 42 segundos

La economía de México se encuentra en una fase sólida de recuperación gracias al fortalecimiento del mercado interno, que se ha consolidado con la apertura de las actividades económicas derivada del avance del programa de vacunación contra el COVID-19. Los niveles de actividad económica y empleo se encuentran en 99.6% y 98.8% de sus niveles prepandemia, respectivamente 

Las últimas cifras del IGAE muestran un crecimiento real de la economía de 6.2% en los primeros cinco meses del año, en comparación con el mismo periodo de 2020. En el mercado laboral, al cierre de junio se recuperaron 12.3 millones de empleos, un promedio de 880 mil plazas de trabajo al mes desde el inicio de los cierres de la economía por la pandemia. • El consumo y la inversión privada continúan expandiéndose, apoyados por las menores restricciones sanitarias y la mejora en las condiciones económicas. En abril ambos indicadores se ubicaron en 97% de su nivel prepandemia. 

Los ingresos tributarios, sin incluir el IEPS de combustibles, tuvieron un crecimiento real anual de 2.4% respecto al primer semestre de 2020 y fueron mayores al programa en 42 mil 902 millones de pesos, en línea con la reactivación económica y el aumento en la eficiencia recaudatoria. 

La fortaleza de los ingresos permitió aumentar el gasto directo de las dependencias federales en labores sociales, económicas y de gobierno en 88 mil 643 millones de pesos respecto al programa. Sobre el apoyo a las familias mexicanas, destaca que en el primer semestre el gasto en protección social alcanzó los 637 mil 107 millones de pesos, monto superior en 44% real al promedio para un primer semestre del periodo 2013-2018. 

La solidez de las finanzas públicas ha permitido mantener la deuda en una trayectoria sostenible, sin sobrepasar los techos de endeudamiento aprobados por el Congreso. El pasado 6 de julio, México colocó el segundo bono vinculado a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU con la tasa cupón más baja de la historia para un bono denominado en euros con plazo a 15 años. Esta operación favorece la consolidación del mercado de este tipo de instrumentos y permite ampliar la base de inversionistas.
La solidez de las finanzas públicas ha permitido mantener la deuda en una trayectoria sostenible, sin sobrepasar los techos de endeudamiento aprobados por el Congreso. El pasado 6 de julio, México colocó el segundo bono vinculado a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU con la tasa cupón más baja de la historia para un bono denominado en euros con plazo a 15 años. Esta operación favorece la consolidación del mercado de este tipo de instrumentos y permite ampliar la base de inversionistas. 

Resumen ejecutivo 

  • En el segundo trimestre, la actividad económica continuó en su senda de recuperación y se aproximó a los niveles pre-pandemia de forma más acelerada a lo previsto. La confianza del consumidor mostró un incremento trimestral de 3.8 puntos porcentuales y, al mes de junio, superó su nivel previo a la pandemia, con datos ajustados por estacionalidad. Mientras tanto, las ventas durante el segundo trimestre de la ANTAD exhibieron un crecimiento real trimestral de 9.2%, con cifras propias de ajuste estacional. • La inversión fija bruta en abril de 2021 acumula un crecimiento 
  • La inversión fija bruta en abril de 2021 acumula un crecimiento de 46% desde el nivel mínimo observado en mayo de 2020 y ha recuperado 97.2% de su nivel pre-pandemia, con cifras ajustadas por estacionalidad. 
  • La recuperación también se ha reflejado en el valor de las exportaciones e importaciones de mercancías no petroleras que, con cifras ajustadas por estacionalidad, mostraron crecimientos de 2.5% y 5.8% respecto al primer trimestre, respectivamente. 
  • El dinamismo del sector externo fue impulsado por la recuperación de la demanda externa global y, en particular, por el mayor desempeño de la economía estadounidense. Entre enero y mayo, se registró una derrama positiva sobre las remesas al acumular, 19.2 mil millones de dólares, mientras que el turismo, al cuarto trimestre de 2020, ha recuperado casi tres cuartas partes (73%) de su PIB observado el año previo 
  • La inflación general anual al cierre de junio fue de 5.88%, como resultado de algunas presiones de oferta de carácter temporal y de una baja base de comparación respecto al nivel observado en el segundo trimestre de 2020. Sin embargo, las expectativas de inflación general de mediano y largo plazo continúan ancladas y dentro del rango de variabilidad del Banco de México. 
  • En el sector financiero, se observó una menor volatilidad a nivel internacional que contribuyó a una apreciación del peso mexicano en 2.5% respecto al cierre del primer trimestre, así como al aumento en los precios de los activos en el mercado de renta variable en 6.4%. Por su parte, la prima de riesgo soberano (CDS 5 años) disminuyó en 21 puntos base. 
  • El sector bancario mantuvo indicadores sólidos, con niveles de capitalización por arriba de los estándares mínimos regulatorios y niveles de morosidad bajos. El índice de capitalización (ICAP) se ubicó en 18.4% en mayo, mientras que el índice de morosidad (IMOR) continuó por cuarto mes consecutivo en una tendencia a la baja, alcanzando un nivel de 2.52%. 
  • En materia de finanzas públicas, los ingresos del Sector Público fueron mayores en 98.3 mil millones de pesos respecto al monto programado, 7.3% superiores en términos reales que los registrados entre enero y junio de 2020. 
  • Los ingresos del Gobierno Federal superaron lo previsto en el programa en 154 mil millones de pesos, mostrando un crecimiento real anual de 4.7% comparado con el primer semestre de 2020. 
  • En línea con los aumentos en la movilidad y en el precio del petróleo, durante junio, los ingresos petroleros del Gobierno Federal fueron mayores al monto programado en 7.2 mil millones de pesos y en 33.5% respecto al primer semestre de 2020, aun incluyendo la reducción en la carga fiscal del DUC de Pemex para fortalecer su posición financiera en el largo plazo 
  • Los ingresos tributarios fueron mayores respecto al programa en 5.2 mil millones de pesos. Al interior, sobresale la evolución de la recaudación del IVA, la cual fue mayor al programa en 67 mil millones de pesos en comparación con lo recaudado durante el primer semestre de 2020. 
  • Los ingresos no tributarios fueron mayores respecto al programa en 141.6 mil millones de pesos, como resultado principalmente de la regularización presupuestaria de los recursos de fondos y fideicomisos. 
  • El gasto programable ascendió a 2 billones 345 mil millones de pesos, cifra superior en 7.7% real anual respecto al periodo de enero a junio de 2020 y en 58.7 mil millones de pesos respecto al monto previsto en el programa. 
  • El gasto en desarrollo económico fue mayor al programa en 91.5 mil millones de pesos, lo que representó un crecimiento real de 14.5% respecto al primer semestre del año anterior. Por su parte, el gasto en desarrollo social presentó un incremento real anual de 5.8% respecto al mismo período de 2020. 
  • El gasto en la función salud ascendió a 287.6 mil millones de pesos, el monto más alto en términos reales de los últimos 6 años, congruente con el fortalecimiento y la expansión de este sector. 
  • El gasto no programable fue menor al programa en 41.7 mil millones de pesos como resultado de la reducción del costo financiero y del pago de Adefas y otros en 53.4 mil millones de pesos, que se compensó parcialmente con un incremento respecto al programa de las participaciones de 11.7 mil millones de pesos derivado del fortalecimiento de las fuentes de ingresos. 
  • La gestión responsable de los recursos públicos resultó en un superávit primario de 104.2 mil millones de pesos, que se compara positivamente con el superávit programado de 34.7 mil millones de pesos. El déficit público fue menor en 111.6 mil millones de pesos con respecto al programa. Por su parte, los RFSP, la medida más amplia del balance, registraron un déficit de 396.8 mil millones de pesos. 
  • Al cierre de junio, la deuda neta del Sector Público (SHRFSP) fue equivalente a 47.9% del PIB, nivel coherente con la reducción estimada de la deuda de 52.4% en 2020 a 50.8% del PIB al cierre de 2021. 
  • La deuda neta del Gobierno Federal se ubicó en 9 billones 694 mil 233.4 millones de pesos, equivalente a 37.4% del PIB. El 77.3% de la deuda está denominada en moneda nacional y el 81% de los valores gubernamentales se encuentran contratados a tasa fija y con vencimientos a largo plazo, reflejando un portafolio con una exposición de riesgo controlada. 
  • La fortaleza de las finanzas públicas ha permitido mantener la deuda en una trayectoria sostenible, sin sobrepasar los techos de endeudamiento aprobados por el H. Congreso de la Unión. El programa de financiamiento total del Gobierno Federal a la fecha tiene un avance del 50.2%, mientras que se ha utilizado el 44.5% del techo autorizado de la deuda externa, equivalente a 5.2 mil millones de dólares (mmd). 

 

 

También te puede interesar: Miembros del IDET coinciden en que sería negativo permitir libertad tarifaria al preponderante

Artículo anteriorFunciona a Citibanamex plan reestructura en crisis; achica todas sus carteras
Artículo siguienteMiembros del IDET coinciden en que sería negativo permitir libertad tarifaria al preponderante

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí