Por vacunación, mortalidad por Covid-19 bajó 87% desde enero 

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 23 segundos

El presidente López Obrador reconoció que su hijo Jesús Ernesto fue contagiado de Covid-19. Sin embargo, el subsecretario López-Gatell dijo que no hay evidencia científica que lleve a vacunar a los niños o aplicar una tercera dosis en adultos. 

Debido al proceso de vacunación, la mortalidad por Covid-19 ha disminuido en un 87% contra el punto más alto de la segunda ola registrado en enero pasado, informó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell. 

En la conferencia de prensa mañanera, el funcionario aseguró que los países que han tenido un acceso amplio a las vacunas —y en México el 48% de la población ha tenido una dosis de alguna de las vacunas— “nos permite tener un cambio importante en cómo se presenta la epidemia”. 

“¿Cuál es el cambio fundamental? Que aun cuando se presentan nuevos casos y aun cuando hay propagación del virus en el territorio, hay contagios, pero la probabilidad de que las personas enfermas terminen graves o terminen necesitando hospitalización o aun peor, que fallezcan, se ha reducido muy sustancialmente”, explicó. 

El subsecretario puso el siguiente ejemplo: contra el mes de julio de 2020 (la primera ola de contagios) hoy existe un incremento de 37% en los casos de Covid-19. Contra el mes de enero pasado (segunda ola), por el contrario, hay una disminución de 34 por ciento. 

Sin embargo, la mortalidad ha disminuido 77% contra la primera ola d y 87% contra la segunda. 

La letalidad, en tanto —la posibilidad de morir específicamente de Covid-19— era de 22% en la primera ola y para la segunda ola el indicador ha disminuido a 11% “y en este momento es menos del 2 por ciento”. 

“¿Cuál es la razón? Principalmente es la vacuna o las vacunas contra Covid-19 ya redujeron la mortalidad en personas de mayor riesgo que son las personas de mayor edad. Empezamos vacunando a las personas más añosas y ahorita ya abrimos la vacunación en varias entidades federativas desde los 18 años en adelante”, detalló. 

En la conferencia de prensa, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que su hijo Jesús Ernesto ya fue contagiado de Covid-19 pero, gracias a la vacunación los padres no corrieron ningún riesgo. 

Al respecto, López-Gatell señaló que no existe evidencia científica que avale la posibilidad de vacunar a niños ni que se aplique una tercera dosis de la vacuna a modo de refuerzo en los adultos. 

Eso se trata, consideró, de una campaña emprendida por una las empresas farmacéuticas. 

Por Raúl Castro-Lebrija 

 

Artículo anteriorPrograma lunes 26 de julio 2021
Artículo siguienteSostiene crecimiento actividad económica; avanza 0.6% en mayo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí