Tokio 2020, los juegos que desafiaron a la pandemia

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 20 segundos

Se trató, sin temor a equivocarnos, del momento más emocionante para la humanidad en muchos años.

Una de nuestras pocas victorias luego de que, a finales de 2019, autoridades chinas anunciaran la aparición de un nuevo virus que provocaría una pandemia, que contagiaría a 193 millones y cobraría la vida de 4.14 millones en todos los rincones del planeta.

En el momento cumbre de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 porque son del 2020 aunque tengan un año de retrasoen el Estadio Nacional, de la cumbre de un simbólico Monte Fuji, una esfera se abría para dejar al descubierto el pebetero que albergará el fuego olímpico hasta el próximo 8 de agosto.

Había sido una inauguración muy diferente a la de cualquiera de los juegos que se vienen realizando desde Atenas 1896. Vacía, sin público, sin visitantes de todo el mundo que llenaran las tribunas e hicieran de esta justa una fiestaporque tampoco había mucho que festejar.

Pero no por eso fue menos creativa y espectacular.

En uno de sus momentos más emocionantes, en unos cuantos minutos tres actores escenificaron los pictografías de todas las disciplinas que se disputarán en estos juegos. Un momento que quedará en la memoria de esta historia que el mundo escribe cada cuatro años.

Unos Juegos Olímpicos que estuvieron a punto de no realizarse. De entrada porque lo más fuerte de la pandemia llevó al Comité Organizador a retrasar un año la celebración.

Y no conforme con eso, la inauguración misma estuvo en vilo hasta el último minuto, luego de que la presidente del Comité Organizador, Seiko Hashimoto, amenazara con suspender el evento por la elevada cifra de contagios de Covid-19.

1,832 casos a dos días de la inauguración.

No pocos pensaron que la inauguración era una imprudencia dada la cifra de contagios, particularmente muchos japoneses. Otros pensaron en las pérdidas económicas que dejaría la cancelación.

Pero todo eso quedó atrás cuando se encendió el fuego olímpico y su imponente llama iluminó el Estadio Nacional y corazones en todo el mundo.

Ahora se vale soñar.

Y mas cuando la delegación mexicana, específicamente la selección de futbol, ha iniciado su participación goleando 4-1 a Francia y ahora se enfila a enfrentar al anfitrión, Japón, este domingo 25 de julio.

Sí, al menos hasta el próximo 8 de agosto, se vale soñar.

Por Raúl Castro-Lebrija

Artículo anteriorVentas comercios serían motor crecimiento última parte 2021
Artículo siguienteCaen rendimientos Afores en junio por temores inflacionarios y resurgimiento Covid

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí