Sorprende Banxico con alza de tasa de referencia a 4.25%

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 45 segundos

El máximo órgano de gobierno del Banco de México, la Junta de Gobierno, determinó en su reunión de Política Monetaria elevar en 25 puntos base la tasa de fondeo referencial del País, de 4% a 4.25%, lo que resultó contrario al consenso del mercado.

De los 5 miembros de la Junta, dos de ellos votaron por mantener dicho objetivo en 4%, dijo en un comunicado el Banco Central.

“La Junta de Gobierno tomará las acciones necesarias con base en la información adicional, a fin de que la tasa de referencia sea congruente con la convergencia ordenada y sostenida de la inflación general a la meta de 3% en el plazo en el que opera la política monetaria”, agregó.

Dado el punto de partida para las tasas y la trayectoria esperada de la inflación, todavía no esperaría que este sea el comienzo de un ciclo prolongado de ajuste (al alza)”, de acuerdo con declaraciones de Charles Seville, codirector de soberanos de América de la agencia de riesgos crediticios Fitch Ratings,.

Banxico indicó que la recuperación de la actividad económica global ha venido exhibiendo un repunte entre abril y junio de este año, con un resultado heterogéneo entre aquellos países que cuentan con la disponibilidad de vacunas y estímulos al gasto y aquellos que no presentan estas condiciones, y donde el vigoroso desempeño de las economías avanzadas apunta a una mayor inflación, acelerando el retiro de los estímulos monetarios alrededor del mundo.

En el segundo trimestre, la inflación global siguió aumentando ante presiones en diversas materias primas, efectos base comparación y otras presiones de costos por cuellos de botella en la producción; la primera economía del mundo, EU, vio crecer en 5% la inflación de mayo, la mayor desde septiembre de 2008 destacó Banxico.

Los bancos centrales de economías avanzadas mantuvieron sin cambio su estímulo monetario, aunque se estima que este podría mantenerse por menos tiempo, resaltó el Banco Central mexicano.

Después de un periodo de estabilidad, los mercados financieros presentaron cierta volatilidad en las últimas semanas, mientras que los riesgos globales persisten, especialmente aquellos asociados a la Pandemia y a que una mayor inflación acelere el retiro de los estímulos monetarios, reiteró.

Desde la última decisión de política monetaria, el peso mexicano se depreció, las tasas de interés de corto plazo aumentaron y las de mayor plazo disminuyeron.

La recuperación de la economía mexicana registró un importante repunte en marzo y cierta moderación en abril, aunque en lo que resta 2021 se anticipa que retome una trayectoria de recuperación, con un balance de riesgos equilibrado.

De acuerdo con Banxico, la economía mexicana goza de “condiciones de holgura en su conjunto aunque con marcadas diferencias entre sectores.

Las cadenas de suministro y los procesos productivos de diversos bienes y servicios siguen afectados por la Pandemia”, agregó. Este panorama ocasionó choques adicionales a los previstos en la inflación general y subyacente, que alcanzaron 6.02% y 4.58% en la primera quincena de junio.

Las expectativas de inflación general y subyacente en 2021 volvieron a aumentar y las de mediano y largo plazos se mantuvieron relativamente estables en niveles superiores a la meta propia del 3%, resaltó Banxico en los fundamentos de su decisión de Política Monetaria.

Artículo anteriorColocan primer bono social Covid-19 por 5,000 mdp en mercado mexicano
Artículo siguienteMéxico, reprobado en incorporar a comunidad LGTBI+ al ámbito empresarial

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí