Las razones por las cuáles Alliance Boots no compró Fármacos Especializados

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 39 segundos

En 2014, cuando el gigante británico de la distribución de medicamentos, Alliance Boots, realizó una auditoría (Due Dilligence) a la compañía Fármacos Especializados con ventas por casi 900 millones de dólares al año con el propósito de adquirir sus activos, encontró que su modelo de negocios no era sustentable , revelaron ex directivos que participaron en los análisis financieros de lo que hubiera sido una de las compras más importantes en el mercado de la distribución de medicamentos en México, en donde los principales clientes eran las instituciones del sector salud del gobierno federal pero también los gobiernos estatales.

Lo que la firma inglesa encontró en las entrañas de la principal distribuidora de fármacos para todo el sector público de salud durante los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto fue un grave problema de transparencia y malas prácticas que formaban parte esencial de su modelo de negocios.

Fundada hace más de tres décadas por José Antonio Pérez Pérez, un ex gerente de ventas de la farmacéutica estadounidense Bristol, Fármacos Especializados tuvo su origen en una pequeña farmacia que llegó a convertirse en el principal distribuidor de medicamentos del gobierno federal.

En 2019, la Secretaría de Hacienda reveló que Fármacos Especializados encabezaba la lista de empresas que se beneficiaron del esquema de compras y distribución de medicamentos. Entre 2012 y 2018, según información de la Secretaría de Salud, el monto total de la compra consolidada de medicamentos ascendió a 303 mil 076.6 millones de pesos. De los 241 mil millones que se destinaron a medicamentos en este periodo, Fármacos Especializado obtuvo más de 35 mil 149.3 millones de pesos.

Con 37 años en la distribución de medicamentos para el IMSS, el ISSSTE y los institutos de salud de alta especialidad, Fármacos Especializados sustentaba su modelo de negocios en “gestionar” la inclusión de los medicamentos de laboratorios que representaba para la distribución de sus productos en los cuadros básicos de cada institución. Asegurar así la demanda, los clientes y los sobreprecios. Fármacos liquidó a muchos de sus trabajadores pero sigue buscando negocios a través de otras empresas. Les seguiré platicando.

El anterior esquema aún late al interior del sector salud. Fármacos Especializados se fortaleció, por ejemplo, como proveedor de servicios de adquisición y distribución de fármacos del sector salud gracias a la gran influencia que cobró en el Instituto de Seguridad Social para las Trabajadores del Estado (ISSSTE), confirman los registros del sistema de adquisiciones y licitaciones del gobierno, Compranet. Incluso durante el gobierno de Peña Nieto operó, a través de su subsidiaria Silodisa, los almacenes de este organismo. Ante su inhabilitación, Silodisa también perdió el contrato y ahora su competencia Maypo se hace cargo de los almacenes y tuvo que aceptar una reducción en el cobro de sus servicios al ISSSTE.

Fue en julio de 2019 cuando el gobierno federal prohibió las compras a Fármacos Especializados por presentar información falsa en una licitación con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) al cierre del sexenio de Enrique Peña Nieto.

En marzo de 2020, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) informó que los accionistas de Fármacos Especializados, entre ellos su fundador José Antonio Pérez Pérez y su hijo José Antonio Pérez Fayad, eran investigados por las transferencias hechas a Estados Unidos, Suiza y Rumania. La UIF precisó que se encontraron inconsistencias en las declaraciones de Pérez Fayad quien entre 2013 y 2016 reportó a las autoridades tributarias ingresos por más de 624 millones de pesos mientras que en 2017, cuando seguía obteniendo contratos con el sector público, declaró que no obtuvo ingresos, lo que se convirtió en una clara inconsistencia a juicio de las autoridades.

Santiago Nieto confirmó  la investigación de las transferencias realizadas por la familia Pérez Fayad, por su hijo José Antonio Pérez Fayad y por les esposa del fundador de fármacos, Ambra Fayad.

“Le dimos vista al SAT. Mandan miles de millones a Estados Unidos”, dijo Santiago Nieto.

Consultado sobre su relación con esta compañía, el ex Secretario de Gobernación durante el sexenio panista de Felipe Calderón, Fernando Gómez-Mont Ureta confirmó que ha sido el abogado de Fármacos Especializados, pero precisó: “En la actualidad no es mi cliente”. Fármacos Especializados no sólo fue el principal distribuidor del sector salud en las últimas décadas, sino que se convirtió en uno de los más importantes eslabones para lograr el abasto de medicamentos a las instituciones públicas de salud porque también financiaba la compra a los laboratorios.

Ahora los distribuidores del sector salud, operadores logísticos, sólo son responsables de que los insumos a UNOPS o INSABI, lleguen a las instituciones. Atrás quedó el negocio del pago a los laboratorios a través de un intermediario. DIMESA, PENTAMED, RALCA, CPI y CIMSA.

 

Artículo anteriorAdmite SE solicitud de revisión de EUA de empresa autopartista TRIDONEX
Artículo siguienteXOY Capital es el nuevo patrocinador oficial de la Selección Nacional de Basquetbol

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí