Eleva Fitch perspectiva y grados de Cemex por entorno

    Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 56 segundos

    La agencia de riesgos crediticios Fitch Ratings dijo que mejoró la calificación de largo plazo a escala nacional de Cemex, a “A” desde un “A-“, en ambos casos en grado de inversión, mientras que la Perspectiva de las calificaciones de largo plazo de la compañía fue revisada de Negativa a Estable.

    La revisión de la Perspectiva a Estable y la mejora de la calificación en escala nacional reflejan la generación de flujo de efectivo operativo más fuerte de lo esperado durante 2020-2021”, indicó Fitch en un reporte fechado hoy en sus oficinas centrales de Chicago.

    La calificadora estima que ante un entorno más alentador de las actividades relacionadas con la construcción, el EBITDA de Cemex llegaría a los 2,600 millones de dólares (mdd) al cierre de 2021, frente a los 2,100 mdd de 2020.

    El principal motor de esta dinámica se explicaría por el aumento en el gasto de las familias destinado a realizar mejoras en el hogar y el desarrollo de la construcción residencial, especialmente en Estados Unidos y México, los dos principales mercados de Cemex en el renglón de ventas, con una participación del 33% y 22% de sus ingresos globales, respectivamente.

    De acuerdo con Fitch, los principales impulsores de la demanda a largo plazo en Estados Unidos siguen siendo favorables para la empresa de origen regiomontano, donde la construcción de vivienda aumentará desde este año, al igual que el gasto en carreteras y en infraestructura vial urbana, aunque en principio de forma modesta.

    Si bien la demanda de cemento en Estados Unidos debería enfrentar una presión moderada en 2021 debido a la fuerte contracción en el inicio de la construcción comercial e industrial durante 2020 (lo que se alargó) en el primer trimestre, la recuperación del crecimiento económico debería respaldar el aumento de la inversión hacia 2023”, menciona.

    Analistas estiman que la primera economía del mundo, EU, crecería en alrededor de 6% desde este año impulsado por potentes estímulos fiscales y por un ambicioso plan de infraestructura.

    El flujo operativo de caja, o EBITDA, de Cemex exhibió debilidad durante 2019, aún sin los efectos de la Pandemia desatada por el Covid-19, bajando a 2,000 millones de dólares (mdd), desde los 2,500 mdd reportados entre 2017 y 2018. Las fuertes caídas en los volúmenes de México explicaron el equivalente a 250 mdd de ese retroceso, agrega Fitch.

    Al cierre del año pasado, sin embargo, el EBITDA de Cemex aumentó a 2,100 mdd debido a que los consumidores pasaron más tiempo en el hogar ante el fenómeno de la peor crisis sanitaria en décadas que restringió la movilidad social, impulsando las mejoras desde el hogar y la construcción residencial en varios de los mercados donde Cemex opera.

    En términos de flujos de operación, América Latina representa la región más grande para la cementera, con una contribución de 50% del Ebitda, del cual alrededor del 35% lo genera México. Le sigue Estados Unidos, con el 25% de los flujos de operación.

    En el reporte emitido el martes, Fitch indica que las calificaciones de incumplimiento del emisor (IDR, por sus siglas en inglés) a largo plazo y en moneda local y extranjera de Cemex fueron ratificadas en un nivel de “BB-“.

    A su vez, la calificación de corto plazo a Escala Nacional de la compañía fue ratificada en un nivel de “F1”.

    Cemex opera 56 plantas de cemento en el mundo, que además de Estados Unidos y México, incluye Canadá, El Caribe, Centro y Sudamérica, Europa y países de Asia, Medio Oriente y África (AMEA).

    Artículo anteriorTendencias elección Diputados federales: aventaja Morena, colocan PRI y PAN lejos
    Artículo siguienteJacques Attali: Historia política, económica y migrante del pueblo judío

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí