30% de las familias dejan de pagar deudas y tarjetas de crédito

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 26 segundos

En México ha habido un incremento del número de hogares que dejaron de pagar sus deudas o sus tarjetas de crédito a consecuencia de la merma en sus ingresos y el desempleo, dos de los principales impactos del SARS-CoV-2.

La encuesta Seguimiento de los Efectos del COVID-19 en el Bienestar de los Hogares Mexicanos”, ENCOVID-19, que realiza la Universidad Iberoamericana, con base en 1,674 entrevistas telefónicas, arroja que el porcentaje de hogares que dejó de pagar sus deudas o tarjetas de crédito pasó de 18.0 a 30.0% entre mayo y octubre del año 2020.

A través del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo con Equidad (EQUIDE) de la propia institución, el ejercicio, fechado en marzo de 2021, arroja que el porcentaje de hogares que recurrió a pedir prestado a conocidos aumentó de 24 a 37%, en ese mismo lapso.

La reducción de los ingresos en los hogares mexicanos ha sido acompañada de un aumento en el uso de estrategias para satisfacer sus necesidades, a veces a costa de reducir su patrimonio, agrega.

Además, el aumento de estos movimientos de parte de los hogares es una señal de que los ingresos de los hogares aún se encuentran por debajo de sus niveles pre-pandemia.

Sin embargo, según el ENCOVID-19, el porcentaje de hogares que declaró haber perdido 50% o más de sus ingresos se ha reducido lentamente, de un máximo de 35% marcado en mayo de 2020, a 30% en octubre de ese mismo año.

Esta tendencia se observa también en el porcentaje de hogares que dice haber perdido 30% o más de sus ingresos, que pasó de 47% en mayo, a 42% en octubre.

Estimaciones del EQUIDE a partir de los resultados de la encuesta, sugieren que en mayo del año pasado, en el momento del mayor desempleo y reducción de los ingresos, aproximadamente 10.6 millones de personas pudieron haber entrado en pobreza, y 9.2 millones en pobreza extrema.

Dentro de este mismo tópico, el mayor choque se observó en la dimensión de ingreso, pues hasta 22 millones pudieron haber caído en pobreza extrema por ingresos y 16.8 millones en pobreza por ingresos.

Otros indicadores que revelan la situación de los mexicanos en rubros fundamentales es que entre mayo y octubre, al disminuir el desempleo e iniciar la recuperación en los ingresos, 1.5 millones de personas pudieron salir de pobreza y 2.4 millones de pobreza extrema.

A pesar de esa recuperación, las simulaciones realizadas sugieren que la pandemia de COVID-19 puede haber aumento el porcentaje de la población en pobreza extrema de 7 a 13%, y aquella en pobreza de 42 a 51%”, señala el EQUIDE en su ejercicio.

Además del EQUIDE, en la encuesta participaron Quantos Investigación Cuantitativa y Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

Artículo anteriorProducción manufacturera cae en enero, anticipan analistas caída en febrero
Artículo siguientePromete AMLO a banqueros que “no habrá cambio de reglas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí