CFDs: ¿qué son los contratos de diferencia de divisas?

Double exposure of professional businessman analyse stock candle stick graph of stocks market on digital touch screen in business stock trading concept

En el mercado de divisas existen diferentes instrumentos de negociación, el surgimiento de estos se debe a la dinámica y a la evolución misma del mercado. Sin duda, en la actualidad existe un gran abanico de instrumentos que permiten que cada inversionista elija el que más se ajuste a sus necesidades de inversión.

La gran ventaja competitiva de los CFDs como un instrumento financiero consiste en la posibilidad de utilizar un apalancamiento para negociar en el mercado Forex.

Desde operaciones de compra y venta de divisas de contado (Foreign Exchange Spot Trading); pasando por opciones financieras de divisas (Foreign Exchange Options); futuros de divisas (Foreign Exchange Futures); futuros a plazo (outright forward); y los contratos de diferencia de divisas o CDFs (Contract for difference), por nombrar sólo algunos.

De tales instrumentos centrémonos en los contratos de diferencia CFDs de divisas y conozcamoslos más a fondo. Estos contratos fueron ideados en Londres en los años noventa, se atribuye su autoría a Brian Keelan y John Wood ambos corredores de bolsa muy prestigiosos quienes trabajaban en ese entonces en UBS Warburg.

Los CFDs se estructuraron con el propósito de brindar mayor apalancamiento, la posibilidad de invertir al alza o la baja del mercado y de evitar el impuesto de timbre en Inglaterra que, para esa época, ascendía al 0,5%.

Los contratos de diferencia de divisas son aquellos que se suscriben entre dos partes, en virtud del cual el comprador pacta pagarle al vendedor la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta de un par de divisas.

Los CFDs de divisas tienen las siguientes características:

  1. Siempre están referenciados a un activo subyacente (en este caso un par de divisas)
  2. Es un instrumento apalancado.
  3. Cuando el emisor cierra la operación, el contrato se liquida por la diferencia entre el precio de compra y de venta de la divisa.
  4. La divisa negociada (activo subyacente del contrato) nunca es entregada por el comprador.
  5. Este no es un instrumento de inversión es una herramienta para beneficiarse de la especulación.
  6. Son operaciones que gozan de mucha liquidez (es muy fácil conseguir una contraparte).
  7. Estos contratos no tienen fecha de vencimiento.
  8. Son valorados en la divisa cotizada, esto es la segunda del par de divisas más los decimales.
  9. El dinero que gana el inversionista lo pierde el emisor del contrato (contraparte) y viceversa, menos la comisión de intermediación de la operación.

La gran ventaja competitiva de los CFDs como un instrumento financiero consiste en la posibilidad de utilizar un apalancamiento para negociar en el mercado Forex

Artículo anteriorPandemia del Covid-19 contraerá la economía mexicana 6.6%, FMI 
Artículo siguienteContingencia sanitaria por COVID-19 transforma el mercado laboral

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí