El nuevo Fondo PYME. “El anterior y sus reglas a la basura”, Jacob

Foto: Sergio Dorantes/Fotoperiodista/Especial para Fortuna

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 20 segundos

Por Patricia Pazarán y Claudia Villegas 

 

El Instituto Nacional del Emprendedor nace para integrar los esfuerzos y apoyos para la PYMES. Busca terminar sólo con la entrega de recursos económicos sin una política pública clara para el impulso de la innovación. Enrique Jacob es el responsable de vigilar que la innovación empresarial cuente con los recursos y apoyos públicos para consolidarse en la economía nacional.

 

Foto: Sergio Dorantes/Fotoperiodista/Especial para Fortuna
Foto: Sergio Dorantes/Fotoperiodista/Especial para Fortuna

Enrique Jacob sabe que muchas miradas están concentradas en él. De entre las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES), Enrique Jacob debe encontrar los casos de éxito que demuestren que las semillas de la innovación sí existen entre el emprendedurismo mexicano.

Su reto será, además, integrar los esfuerzos regionales y los del gobierno federal para dirigir los recursos públicos reservados a impulsar un sector estratégico para el país. En contacto directo con los titulares de la Secretarías de Desarrollo Económico, el presidente del Instituto Nacional de Emprendedor diseña el mapa de ruta dispuesto para catapultar a las empresas que desde sectores tecnológicos y de la innovación en proveduría y servicios están protagonizando la nueva historia del cambio empresarial en México.

Egresado de la Universidad Anáhuac y con experiencia en este sector estratégico del país, Jacob no duda en confirmar que cambiarán las reglas del Fondo PYMESque, por décadas, privilegiaron la entrega de recursos a través las cadenas productivas vinculadas con grandes empresas y mediante esquemas de negocios como las franquicias.

El plan estratégico busca impulsar la transferencia tecnológica, la conexión de sectores clave a través de clusters como el de la industria aeronaútica, del sector de dispositivos médicos, la nueva proveeduría del sector manufacturero, entre otros.

La vinculación con el sector académico renovando los objetivos y alcances de las incubadoras es otro de los retos de Jacob, cuyo reto central no será destinar recursos sino aglutinar todos y cada uno de los avances que durante las últimas décadas se registran en materia de innovación y que para países como India, China y el propio Estados Unidos han representando el cambio en la estructura económica y empresarial.

Lea la entrevista íntegra con el Presidente del Instituto Nacional del Emprendedor en la edición 118 de la revista Fortuna que actualmente se encuentra en circulación en locales cerrados.

 

Artículo anteriorA la IP le dan “ñañaras” crear un Ifetel “todopoderoso”
Artículo siguienteSin dedicatoria la reforma de telecomunicaciones: SCT

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí