Merrill Lynch espera un año de fortalecimiento del dólar

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 42 segundos

DolarLa incertidumbre en torno al precipicio fiscal sigue siendo el principal factor para los mercados, en un marco de bajo crecimiento del mundo desarrollado y reducido apetito por el riesgo, son los elementos principales elementos del escenario internacional para los mercados de divisas que harán un dólar más fuerte en este 2013, de acuerdo con John Shin, estratega de divisas de Bank of America Merill Lynch.

Temas: más de lo mismo en 2013

Nuestros principales pronósticos macro siguen siendo los mismos, agrega Shin, pues la incertidumbre en torno al precipicio fiscal sigue siendo el principal factor para los mercados. Ante la probabilidad de que se avecine algún tipo de constricción macro, aunado al disruptivo proceso político que nos llevará ahí, prevemos un fortalecimiento del dólar, producto del bajo apetito de riesgo y el bajo crecimiento que imperarán.

También es probable que las preocupaciones sobre Europa no se resuelvan durante 2013, pues los mercados siguen esperando que España solicite apoyo, además de las preocupaciones políticas que están resurgiendo.

Una apreciación mayor y de mayor plazo del yuan ayudará, en nuestra opinión, a desacelerar la acumulación de reservas en China, lo que continuará moderando el flujo de euro-dólar, dice el especialista del banco.

En general, una divisa más débil es un elemento crucial para que la Eurozona pueda enfrentarse a su crisis, particularmente mientras esté atorada en recesión.

Pronósticos: mantenemos una meta baja para el Euro

Dentro del G-10, seguimos previendo que el cruce euro-dólar descienda y que el dólar se fortalezca. Nuestra meta es de 1.20 para el cierre de 2013 y 1.18 para el cierre de 2014. Nuestra meta del dólar-yen tampoco ha sufrido modificaciones para 2013, manteniéndose a 85, y estimamos que cierre 2014 a 89, indica.

En otros lugares del G-10, prevemos algo de liquidación del dólar, particularmente contra las monedas de Australia y Nueva Zelanda, pero con moderación en las divisas europeas, incluyendo el cruce libra-dólar que se mantendrá cercano a los 1.50.

En cuanto a las divisas de los emergentes, es probable que el yuan se siga apreciando, cerrando 2014 a 5.88.

También prevemos avances moderados para la rupia, el real brasileño y el peso mexicano, en línea con sus valuaciones fundamentales y con la apreciación que sigue al desarrollo económico, en términos de un mayor poder de compra doméstico.

Riesgos: solución de la crisis

Al alza, una solución más rápida del precipicio fiscal o la crisis de deuda soberana de Europa serían los riesgos más inmediatos para nuestro panorama de fortalecimiento del dólar, advierte Shin.

Pero el riesgo más probable es que ambos problemas sigan causando estragos por más tiempo de lo que el mercado espera actualmente.

El principal tema en el corto plazo será si Estados Unidos se avienta completamente al precipicio al cierre de este año, lo cual, en nuestra opinión, podría traducirse en una gran constricción fiscal que arroje al país de nuevo a la recesión.

La más reciente efervescencia en Medio Oriente también le recuerda a los mercados que los riesgos geopolíticos siguen presentes.

Artículo anteriorApetito por el riesgo en la jornada del jueves
Artículo siguienteModera EU la generación de empleos en diciembre

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí