Relajación de la Fed impulsa al oro en 2013: BofA-ML

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 43 segundos

 

Oro1Las expectativas de política monetaria tienden a tener un gran impacto sobre los precios del oro, de acuerdo con Bank of America Merrill Lynch.

Nuestros estimados, dice Sabine Schels, estratega de Commodities, sugieren que un solo mes de compras de MBS (~40 mil mdd) probablemente elevará los precios del oro alrededor de 0.7% en un periodo de cuatro meses. Asumiendo que las compras continúan hasta el cierre de 2014, esto podría sumar un total de 360 dólares por onza en relación al precio de contado, llevando la cotización a 2,100 dólares por onza. Si incluimos además las habituales compras de bonos del Tesoro —45 mil mdd mensuales que se esperan al cierre de la “Operation Twist”—, anticipamos un impulso adicional de 0.8% para los precios.

Esta combinación de compras abiertas de MBS y la posibilidad de que se implementen compras adicionales de bonos de Tesoro al concluir la “Operation Twist”, podría elevar aún más los precios del oro, al añadir más de 2 billones de dólares a las hojas de balance de la Fed durante los próximos dos años.

Pronósticos: mantenemos
la meta de 2,400 dólares /onza
para el cierre de 2014

Mantuvimos una meta de 2,000 dólares /onza para el oro durante 2012, pues preveíamos que se continuara la relajación monetaria en el segundo semestre de este año. Habiéndose cotizado ligeramente por encima de 1,500 dólares /onza durante la mayor parte del año, los precios finalmente se vieron impulsados al final del verano, a la vez que las expectativas de una relajación agresiva se materializaban en los anuncios de la Fed y el Banco Central Europeo, indica Schels.

Actualmente, agrega la analista, tenemos una meta de 2,000 dólares /onza a seis meses, pero consideramos que los precios podrían alcanzar 2,400 para el cierre de 2014. Estas metas reflejan nuestra perspectiva de que la Fed mantendrá las compras hipotecarias hasta el cierre de 2014, y seguirá comprando bonos del Tesoro al concluir la “Operation Twist” en diciembre 2012.

Riesgos: el piso del precio del oro
dependerá del crecimiento de los
ingresos en el mundo emergente

Un riesgo que acecha en el mediano plazo es el simple hecho de que la demanda de los inversionistas ya domina los mercados del oro. Nuestros análisis muestran que los inversionistas tendrían que comprar cantidades sustanciales de oro para empujar los precios más allá de 2,000 dólares/onza este año.

Sin embargo, explica, a la vez que los mercados emergentes se vuelven cada vez más ricos, el presupuesto que asignan a compras no esenciales (como el oro) probablemente crecerá en el largo plazo. Esto significa que la importancia marginal de los inversionistas podría comenzar a descender en el largo plazo, y que este fenómeno probablemente brindará apoyo a los precios del oro, creando un piso superior a 1,500 dólares/onza durante la próxima década.

Es cualquier caso, una firme recuperación de Estados Unidos y de la economía global seguirá siendo el mayor riesgo para los precios del oro en esta nueva fase de la QE3, ya que, en nuestra opinión, una rápida y desordenada consumación de este ciclo de relajación probablemente expulsaría a los inversionistas de sus posiciones de oro.

Artículo anteriorPierden 3.14% de poder adquisitivo los salarios en 2012
Artículo siguienteTras juicio de dos años, es oficial la quiebra de Su Casita

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí