Proponen rescatar y bursatilizar los pasivos del IMSS

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 21 segundos

El costo del Régimen de Jubilaciones y Pensiones (RJP) del IMSS ascenderá en 2012 a 60 mil 585 millones de pesos, mientras que el pasivo laboral alcanzó 1.4 billones de pesos en 2011, según datos del Instituto, lo que equivale al 9.9% del producto interno bruto (PIB) de ese año, por lo que expertos sugirieron que sea el gobierno quien asuma esa deuda.

El pasivo laboral resulta insostenible para el Instituto, por lo que algunos expertos sugieren transferirlo al gobierno federal, crear un esquema similar al Fobaproa para pagarlo o transferir el costo de atención de las seis enfermedades más recurrentes al gobierno federal, para aliviar la presión sobre las finanzas del IMSS.

Gustavo Leal, académico de la Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco, consideró que la mejor opción sería dejar que el gobierno federal asuma el pasivo laboral del IMSS, para que el Instituto pueda concentrarse en su tarea central que es darle servicio a los afiliados.

“La solución políticamente correcta y técnicamente recomendable es que el Gobierno federal asumiera ese pasivo, sin entrar al debate de si es una proyección a 100 años y deslastrar a las finanzas institucionales de ese costo”, dijo Leal.

Héctor Arreola, coordinador de Investigaciones Económicas de Funsalud, dijo que otra alternativa es bursatilizar la deuda del IMSS de manera similar a lo que pasó con la quiebra de los bancos, es decir, un Fobaproa del IMSS para solventar esa deuda.

Otra propuesta es que el Gobierno federal se encargue de atender las seis patologías de mayor demanda en el IMSS: hipertensión, diabetes, cáncer cérvico uterino, cáncer de mama, insuficiencia renal y sida, a través del Fondo para Enfermedades Catastróficas del Seguro Popular.

De acuerdo con el informe “Situación Financiera y los Riesgos IMSS 2011-2012” del Instituto, en 2012 los trabajadores del IMSS aportarán sólo mil 789 millones de pesos a través de sus cuotas al Régimen de Jubilaciones y Pensiones; otros 10 mil 525 millones serán cubiertos por el Instituto en su calidad de asegurador y 14 mil 810 millones provendrán del fondo laboral.

Los 33 mil 461 millones restantes serán aportados por el IMSS en su calidad de patrón, de los cuales 76.7% proviene de las cuotas que pagan las empresas y trabajadores afiliados al organismo.

Los expertos también recomendaron definir a cuál de los seguros del IMSS (Enfermedades y Maternidad, Invalidez y Vida, Riesgos de Trabajo y Retiro, Guarderías y Prestaciones Sociales o Seguro de Salud para la Familia) se le debe canalizar la mayor parte de los recursos.

Artículo anteriorSe mantiene el desempleo en 5.04% en octubre
Artículo siguienteRegistra balanza de pagos déficit de 3,662 mdd

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí