Política, la solución al “precipicio fiscal” de EU

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 21 segundos

La volatilidad de los mercados financieros continuará durante los próximos días mientras no se sepa cómo se resolverán las negociaciones para aumentar o no los impuestos a ricos en Estados Unidos, señaló Jorge Gordillo, subdirector de análisis de CI Banco.

“ En este momento no afecta ya tanto la crisis en Europa, lo primero es pensar en el futuro de la economía más grande del mundo”, agregó.

En tanto, Gerardo Copca, director general de la firma Metanálisis, señaló que en este momento el destino de la solución del déficit fiscal de la Unión Americana, que llega a cerca de 1.08 billones de dólares, tiene que ver con la forma de negociación en el congreso y los republicanos, para que se adopten medidas adecuadas de recaudación.

Debe haber manera de negociación, y el recorte deberá venir de gastos militares y pegarle menos a las erogaciones sociales.
Pese a que el líder de la Cámara de Representantes, John Boehner, advirtió que si bien estaban dispuestos a negociar para evitar el “abismo fiscal” no permitirían subir impuestos a los más ricos, el Presidente Barack Obama insistió hoy en dicha propuesta.
Si realmente queremos reducir el déficit (público federal), debemos combinar recortes de gastos con ingresos, y eso significa pedirle a los estadounidenses más ricos que paguen un poco más impuestos”, indicó el Mandatario demócrata desde la Casa Blanca.
En su primer mensaje público tras haber logrado la reelección el martes, Obama invitó a los líderes republicanos y demócratas del Congreso a la Casa Blanca para trabajar la próxima semana en una solución al “precipicio fiscal” que podría empujar a su economía a una recesión.
“(Los estadounidenses) quieren cooperación. Quieren consenso. Quieren sentido común. Y más importante, quieren acciones”, dijo el Presidente reelecto.
Como lo hizo Boehner el miércoles al decir que busca “condiciones justas”, Obama señaló que se necesita un enfoque equilibrado.
“Estoy comprometido a resolver nuestros retos fiscales, pero me niego a aceptar cualquier enfoque que no esté balanceado”, subrayó.
Obama prometió desde su campaña subir los impuestos a quienes ganen más de 250 mil dólares al año, planteamiento que es rechazado tajantemente por los republicanos.
De no poder evitar el “abismo fiscal”, la economía de EU caería en recesión y el desempleo aumentaría a 9.1 por ciento a finales de 2013, según un reporte de la Oficina del Presupuesto del Congreso.

Artículo anteriorDesde Yucatán, FEMSA se adentra al negocio de farmacias
Artículo siguienteCrecen 26.5% las utilidades de grupos financieros

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí