Reduce Banco de México pronóstico de crecimiento para 2011

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 2 segundos

El Banco de México redujo el pronóstico de crecimiento del país para 2011, al estimar un intervalo de expansión  del Producto Interno Bruto (PIB) de entre 3.8% y 4.8%, debido al deterioro de la economía mundial y al débil crecimiento de la economía de Estados Unidos.

Al dar a conocer el  Informe de Trimestral dela Inflación(abril-junio 2011), el  gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, descartó una recesión en Estados Unidos, pero señaló que diversos indicadores sugieren un menor ritmo de crecimiento económico en ese país.

Entre estos factores destacó la débil situación económica en los hogares estadounidenses, el alto desempleo, la fragilidad del mercado de la vivienda y la cautela de las empresas para realizar contrataciones y expandir su gasto de inversión.

Dijo que a esta situación se sumó  la disminución de la calificación crediticia de la deuda de Estados Unidos por una de las agencias calificadoras, aunque otras dos mantuvieron su confianza en la economía estadounidense.

Además de que la inflación a nivel mundial aumentó durante el último año y en las economías avanzadas el incremento en el segundo trimestre se debió a la elevación en los precios de las materias primas en los meses previos, señaló.

Al realizar el balance de riesgos de las condiciones externas,  apuntó Carstens que el Banco de México estimó un intervalo de crecimiento del PIB para 2011 de entre 3.8% y 4.8%, un ajuste a la baja respecto al intervalo de entre 4.0% y 5.0% previsto.

Dijo que debido  al deterioro de las perspectivas de crecimiento de la economía estadounidense  (1.8%) para 2012, el intervalo de crecimiento del PIB de México para el próximo año se ubicó entre 3.8% y 4.8%, por debajo del previsto 3.5% y 4.5%. 

El Banco de México estimó que en 2011 y 2012 la inflación anual se ubique en los intervalos que pronosticó  en el periodo previo, siendo congruente con la meta permanente de inflación de 3%, al considerar un intervalo de variabilidad de más- menos un punto porcentual.

Prevé  que la inflación subyacente anual durante la segunda parte de 2011 registre un nivel de entre 3.0% y 3.5%, mientras que a principios de 2012, disminuya para ubicarse el resto del año por debajo de 3%.

El banco central pronosticó que este año se habrán creado entre 575 y 675 mil nuevos empleos formales, mientras que para 2012 se prevé la creación de entre 570 y 670 mil nuevas plazas laborales.

Informó que al finalizar 2011 se pronostica un déficit de la balanza comercial de 4.6 miles de millones de dólares (0.4% del PIB) y un déficit de la cuenta corriente de 12.9 miles de millones de dólares (1.1% del PIB).

Para 2012 se estiman déficit de 11.0 miles de millones de dólares para la balanza comercial (0.9% del PIB) y de 20.7 miles de millones de dólares para la cuenta corriente (1.6% del PIB).

El Banco de México destacó los riesgos que el crecimiento de la economía mexicana podría enfrentar, entre ellos: la incertidumbre sobre la recuperación económica de Estados Unidos y el eventual retiro de los estímulos fiscales y monetarios en los países más avanzados, lo que llevaría a la disminución de la demanda externa de México.

Además de que la precaria situación fiscal y financiera en algunos países de Europa podría generar un contagio a los sistemas bancarios de esas economías y que la vulnerabilidad en los mercados financieros internacionales provoque mayor incertidumbre en los inversionistas,  que revertiría los flujos de capital a las economías emergentes, como México.

A nivel nacional, la inseguridad pública y la ausencia de cambios estructurales en el país podrían afectar adversamente el crecimiento de la economía en México. (Patricia Pazarán/Revista Fortuna

 

Artículo anteriorColoca México bono a 100 años por 1,000 mdd
Artículo siguienteAceleran migración a la tecnología de chip en tarjetas de crédito

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí