Banxico se mantiene alerta por los riesgos en la economía mundial

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 29 segundos

El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens aseguró hoy durante la presentación del Informe del Sistema Financiero 2010, que México “difícilmente se verá exento de las presiones del entorno mundial”, pues la política de estímulos para la economía que aplicaron algunas naciones podría generar burbujas en los países emergentes.
Miriam Lira

Reconoció que en el caso de nuestro país, el sistema financiero tiene la capacidad de absorber eventuales fenómenos, ya que los mercados financieros nacionales se ha normalizado durante el transcurso del año, encontrándose en niveles similares previos a la crisis global del 2008, la más importante de los últimos 80 años.

Sin embargo, persisten diversos riesgos, entre ellos, los temores sobre un debilitamiento de la actividad económica global, los cuales se han acentuado en los últimos meses, con la publicación de diversos indicadores que apuntan a una desaceleración del comercio mundial y del ritmo de recuperación del crecimiento económico, particularmente de  Estados Unidos y Europa.

Carstens señaló que el Gobierno Federal aprovechó las condiciones favorables en los mercados internacionales para realizar emisiones en moneda extranjera, e indicó que las acciones adoptadas por las autoridades financieras en México contribuyeron a mejorar las condiciones en los mercados financieros.

En este sentido, Carstens insistió en que las condiciones del mercado cambiario han mejorado argumentando que los diferenciales entre compra y venta del peso en el mercado cambiario han disminuido, mientras que los volúmenes operados se han aumentado, lo cual se ha visto reflejado en el mercado con menor incertidumbre.

En cuanto a la Banca Múltiple, el gobernador del Banco de México recalcó su rentabilidad expresando que se disminuyeron los ingresos de la misma por margen financiero y por comisiones, prosiguió diciendo que, el aumento de los ingresos por negociación compensó la reducción.

También destacó su positiva capitalización  y solidez, ya que los indicadores de rentabilidad solvencia y apalancamiento son positivos y demuestran que la banca de México se encuentra en un buen momento.

Por otro lado, Carstens mencionó que en cuanto a la situación de las  Sofomes y las Sofoles se ha ido avanzando en la reestructuración del sector, el cual es uno de los más afectados por la crisis, e indicó que lo más importante es que se encuentren fuentes de financiamiento más estables. En este mismo contexto aseguró que la disminución de créditos y el aumento de la morosidad de las Sofoles y Sofome
s hipotecarias no representan un riesgo sistemático.

Referente a la posición financiera de hogares, señaló que el ahorro total de los hogares presentó una recuperación en el primer semestre del 2010, esto como resultado de la mejora de la actividad económica.

Artículo anteriorEl Beaujolais Nouveau
Artículo siguienteReposicionará y revertirá extranjerización de la banca mexicana fusión Banorte–Ixe

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí