México, el elegido de Intel

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 52 segundos

La firma estadounidense escogió a México sobre Malasia para construir un nuevo centro de investigaciones. ¿El lugar? Zapopan, Jalisco.

Intel, el gigante de los chips –y cuyo valor de la marca es de unos 32 mil millones de dólares- invertirá más de 177 millones de dólares en Zapopan, Jalisco, en la construcción del nuevo Centro de Investigación y Desarrollo Intel, el cual será edificado para crear y probar nuevos productos para todos los mercados en los que participa la firma.

México, en medio de la crisis de inseguridad, tuvo que competir con Malasia para atraer esta inversión, que no sólo se decidió por los estímulos que otorgó el municipio a cargo de Héctor Vielma, sino también por la buena experiencia de Intel con los ingenieros mexicanos que ya se distinguen por su creatividad, trabajo en equipo y alto nivel de innovación.

La compañía estadounidense –la cual reportó utilidades por 3 mil millones de dólares al tercer trimestre de 2010- escogió bien. El Banco Mundial dio a conocer que México es uno de los principales destinos para invertir en el mundo y el primero en América Latina, al analizar las condiciones que ofrece a los inversionistas extranjeros.

Sin embargo, no todo ha sido positivo. Vielma tuvo que hacer frente a las críticas de algunos políticos que no veían con buenos ojos entregar en comodato los terrenos en los que ahora se construirá el centro, no obstante, aseguró haber encontrado la figura jurídica ideal para seguir atrayendo inversiones a esta región.

Por las condiciones que ofrece a los inversionistas extranjeros, México es uno de los principales destinos para invertir en el mundo y el primero en América Latina, según el BM.

En México, Intel ya contaba con un Centro de Diseño en Guadalajara, cuyas operaciones trascienden a más de una década. El funcionamiento de este centro está enfocado al diseño, prueba y validación de plataformas de cómputo y otras tecnologías de hardware y software educativo que se utilizan en los productos de Intel y que se comercializan a nivel mundial.

Este centro, de acuerdo con información de la empresa, se ha convertido en un importante punto de contacto para vincular a la industria y a la academia, así como para realizar programas de prueba de producto en escuelas primaria de la zona y modelos pedagógicos para aprovechar la tecnología en el proceso enseñanza-aprendizaje.

Así, en Zapopan ahora se ampliarán las instalaciones y empleará estándares de diseño y construcción de clase mundial para minimizar su impacto en el medio ambiente. Su edificación se apegará a la certificación Leadership in Energy and Enviromental Design (LEED), una verificación que reúne a los más altos estándares de construcción y desempeño ecológicos que incorpora mecanismos para gestionar de manera “inteligente” diferentes funciones del edificio, tales como el consumo eficiente de energía eléctrica y de aire acondicionado.

Las perspectivas de Intel para 2011, según el director de Negocios, Jorge Gómez, pronostican un crecimiento en sectores estratégicos como el de la salud, la educación y, por supuesto, el de TICs dirigidas a incrementar la productividad de las empresas.

Para ello es necesario, dijo, una mayor competencia en el mercado de servicios de banda ancha para que las compañías mexicanas puedan aprovechar las ventajas de esta etapa de alta productividad  gracias a las tecnologías.

Artículo anteriorFord Fiesta 2011: un auto muy mexicano
Artículo siguientePensiones: La realidad demográfica

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí