Turismo: bienvenidas las inversiones

Tiempo de lectura aprox: 4 minutos, 21 segundos

La nueva titular del Fondo Nacional del Fomento al Turismo (Fonatur), Adriana Pérez Quesnel, asegura que la institución está abriendo nuevas vías de financiamiento para hacer más seductor al sector turístico para los inversionistas.

Rosa Adriana Pérez Quesnel

Entre los principales está el Centro Integralmente Planeado (CPI) de Sinaloa, un área de 2,000 hectáreas aproximadamente. La inversión inicial de Fonatur fue de 1,200 millones de pesos en la compra del terreno en 2008, y actualmente estamos en la etapa de todos los estudios y autorización ambientales, para ya poder empezar la obra en 2011. Queremos hacer toda la primera etapa –de diez- antes de terminar esta administración.

Otro desarrollo que tenemos en puerta es un PTI (Proyecto Turístico Integral) en la Riviera Nayarita. Aquí estamos hablando de 255 hectáreas.

De inversión en infraestructura en 2010 tenemos 1,200 millones de pesos, que es 6% más de lo que hicimos en el mismo periodo de 2009. En ventas tenemos 526 millones de pesos en lo que va del año, contra 2009, que traíamos 350 millones. 2010 no va como quisiéramos. La meta para el segundo semestre es vender otros 400 millones de pesos, pero sí se ve una recuperación.

¿Entre estos planes está “revivir” algún destino de la República?

Otro proyecto es terminar la consolidación del CIP de Huatulco. Ahí, en el 2008 dimos un relanzamiento, el cual tuvo muy buenos resultados. Nuestra meta era tener 2,500 cuartos más de hotel al 2012 y ya tenemos los proyectos para esos 2,500 cuartos, quiere decir que los inversionistas ya nos compraron los terrenos para desarrollar esta infraestructura.

¿Cuáles son los incentivos que animan a los inversionistas a invertir en los CPIs o PTIs desarrollados por Fonatur?

En los demás CIPs que tenemos que es en Los Cabos, Ixtapa, Cancún y Loreto, en Baja California, estamos haciendo una campaña que da nuevas opciones de financiamiento. Esta campaña la vamos a lanzar en breve, y consiste en 414 lotes hoteleros que ya tienen más de un año en el inventario. Lo que haremos será darles mejores condiciones de financiamiento a los inversionistas.

Aquí tenemos lotes unifamiliares, multifamiliares, condominiales, comerciales, y de uso mixto y hoteleros. Creemos que es una muy buena oportunidad de invertir. Hay tres estructuras de crédito. La primera es el 10% de enganche, y este porcentaje está diferido en un año, y luego el 90% está hasta ocho años, y la tasa de interés es de TIE +1.5 o TIE +4 dependiendo del lote y de en qué sitio esté.

La siguiente opción es el 30% de enganche y 70% de plazo paga pagarlo a ocho años. La tercera opción es un pago de contado pero la ventaja que va a tener es que se los daremos a 12 meses sin intereses. Normalmente el pago de contado era que en un mes tenían que acabar de pagar el terreno.

Es importante aclarar que no es todo el inventario. Nosotros ahorita en inventario tenemos como 1,500 lotes aproximadamente y de esos 1,500 escogimos para este programa 414, que son los que tienen más de un año en el inventario. Esto es un incentivo más al inversionista.

Para buscar financiamiento, ¿Fonatur se está apoyando en instrumentos como los CKDs, emisiones de deuda o las afores?

Para el terreno de Teacapan, el cual implicó una inversión de 1,200 millones de pesos, sí vimos varias opciones de financiamiento, pero la más conveniente en ese momento resultó el Fondo Nacional de Infraestructura. Sin embargo, en desarrollos que nos faltan como el de El Capomo o la obra de Teacapan, seguimos explorando opciones tanto de las afores como de los CKDs.

¿Cuál es la situación actual para los inversionistas, tomando en cuenta el clima de inseguridad y la situación macroeconómica?

Vimos una recuperación en las inversiones del sector turístico en este año, a comparación de 2009, y por otro lado, estamos conscientes de la estrategia del gobierno federal que está siguiendo contra todos estos problemas de inseguridad. Estamos seguros que dará buenos resultados, y los inversionistas lo que ven de Fonatur también es inversión a largo plazo. Tenemos un problema que se tiene que resolver en el corto-mediano plazo y los inversionistas que invierten con nosotros finalmente invierten a largo plazo, entonces afortunadamente no nos vemos tan afectados por esta situación.

Las inversiones que nuestros inversionistas realizan en Fonatur son inversiones sumamente rentables, a largo plazo. Lo que tenemos de estadísticas, es que uno de cada 5 turistas internacionales llega a nuestros CIPs. El 65% de las divisas que entran al país lo hacen por Cancún. Todo esto es un plus que tiene el inversionista cuando viene a Fonatur. La tasa de retorno, obviamente dependiendo del desarrollo, va desde un 17 hasta un 24% en Cancún, que es un desarrollo totalmente maduro. Tú llegas, inviertes, y es mucho más fácil la recuperación de la inversión. En un Loreto, en un Teacapan, obviamente es más de largo plazo el retorno de la inversión, por lo que la tasa de interés también es menor.

Cuando Felipe Calderón anunció el CIP de Sinaloa habló de que con la inversión del gobierno federal, Fonatur, en carreteras, etcétera, se iba a potenciar la inversión. ¿Se espera lo mismo ahora con este clima de incertidumbre para los inversionistas?

Fonatur es un multiplicador de la economía, así lo vemos nosotros. El gobierno federal invierte a través de Fonatur en el desarrollo de un centro turístico y esto trae como consecuencia que inmediatamente entra a la inversión privada. De cada peso que invierte Fonatur en infraestructura, la inversión privada aporta 44 centavos. Nosotros creamos toda la infraestructura del desarrollo, pero luego viene el hotelero y entonces hace su hotel. En el número de empleos pasa lo mismo, nosotros por cada millón de pesos que invertimos en infraestructura, se generan 20 empleos directos y 60 indirectos.

Con relación al tema de las aerolíneas, Fonatur siempre está pendiente de lo que sucede, incluso ha dado recursos para que una compañía vuele y luego tome su propio camino. ¿Qué está haciendo la institución actualmente con el tema de Mexicana?

El caso de Mexicana, la Sectur lo ha trabajado muy de cerca con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT). Realmente no se ha detenido la actividad turística derivada de esta situación. Las aerolíneas mexicanas, debemos reconocer, han apoyado mucho cubrir parte del mercado de Mexicana. Obviamente la Sectur está apoyando a los turistas, básicamente a través de información. Sí ha habido una coordinación total entre la Sectur y la SCT para ayudar a los turistas a que les afecte lo menos posible esta situación.

El gobernador de Colima ha estado tratando de que Fonatur vea Manzanillo con la posibilidad de hacer un CIP. Hay destinos como Colima en donde no llegan las aerolíneas o llega una y realmente es muy caro ir. ¿Fonatur ha pensado en algún momento en la necesidad de diversificar las opciones de transporte para que esos destinos que están “abandonados” puedan tener mayor flujo de visitantes?

Tendremos próximamente una reunión con el gobernador de Colima. Nosotros como Fonatur estamos haciendo la carretera de Oaxaca a Huatulco, lo que también le va a dar una gran conectividad al sitio, no sólo vía aérea sino también vía carretera.

La carretera está dividida en cuatro tramos, el primero ya lo está haciendo SCT, el otro tramo está en licitación, y el tercero que va del aeropuerto a Huatulco lo vamos a hacer a través de Fonatur. Así ayudamos al destino. En Loreto igual. A través de la Sectur y la SCT estamos teniendo pláticas con ellos para buscar una aerolínea interesada en llevar pasajeros. La Sectur en las giras que ha tenido últimamente en Estados Unidos, la India y China, ha buscado que más vuelos vengan a México. Estamos convencidos de que sí, es una cosa de oferta y demanda. Si hay más líneas y más rutas pues los precios tienen que bajar.

Artículo anteriorGatekeepers, los vigilantes
Artículo siguienteEl afiliado medio y el mercado de las pensiones