Rezago tecnológico, asunto de Estado

Tiempo de lectura aprox: 4 minutos, 42 segundos

Las tecnologías de la información y comunicación han pasado a ser una cuestión de política pública; no obstante, México ha quedado rezagado debido a que la agenda digital del Estado es insuficiente.

“Si la incorporación tecnológica se dejara sólo a las fuerzas del mercado, se profundizarían las inequidades socioeconómicas”.

Aunque México es uno de los países con mayores ingresos per cápita en América Latina, en desarrollo de tecnologías de la información y comunicaciones (TIC) se encuentra a la zaga. De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el producto interno bruto per cápita del país es similar al de Chile, pero en cuanto al acceso a servicios de telefonía móvil e internet, el desarrollo de servicios y aplicaciones electrónicas y la incorporación de computadoras en las actividades cotidianas, México se ubica debajo de Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Panamá, Uruguay y Venezuela.

El documento Políticas públicas de Sociedad de la información en América Latina: ¿una misma visión?, elaborado en marzo pasado por Massiel Guerra y Valeria Jordán, señala que las TIC han pasado de ser considerados meros insumos para el desarrollo económico y social a un objetivo de política pública; sin embargo, su apresurada irrupción en la región “tomó por sorpresa” a gobiernos y sociedades cuando aún no habían cubierto áreas consideradas prioritarias para el desarrollo.

Agrega que las agendas de política en TIC son necesarias para reducir el rezago en su acceso y uso, pero el surgimiento constante de nuevas tecnologías plantea un desafío importante por la continua actualización de los objetivos para disminuir la brecha digital; el texto también advierte que si la incorporación tecnológica se dejara sólo a las fuerzas del mercado, se profundizarían las inequidades socioeconómicas existentes entre los distintos segmentos de la población.

Aunque los focos de atención han cambiado con el tiempo, las autoras observan que el surgimiento de nuevos retos no implica que los anteriores se hayan solucionado, con lo que a pesar de la reducción del diferencial de acceso a telefonía móvil, la brecha aún es significativa, al igual que en internet, mientras que la diferencia en el acceso a banda ancha entre los países de América Latina y Europa continúa en expansión.


Rezago regional

El Índice de Desarrollo de las TIC, elaborado por la Unión Internacional de Telecomunicaciones, ubica a México en el lugar 77 de 159 países analizados. Los primeros lugares son ocupados por Suecia, Luxemburgo, Corea del Sur, Dinamarca, Países Bajos, Islandia, Suiza, Japón, Noruega y Reino Unido.

Excepto por Japón y Corea del Sur, se trata en todos los casos de países europeos, región que ocupa el primer lugar mundial en infraestructura y servicios de TIC y en donde la tasa de penetración de telefonía móvil supera el ciento por ciento y casi cada dos de tres personas utilizan internet.

En contraste, en América Latina el número de usuarios de internet no llega ni al 40 por ciento, de acuerdo con datos del Observatorio para la Sociedad de la Información en Latinoamérica y el Caribe (Osilac). La llamada “red de redes” cuenta en México con apenas 23.2 usuarios por cada 100 habitantes, con lo que abarca apenas a la quinta parte de su población.

El país ocupa el quinto lugar de los hogares con acceso a computadora, con 22.1 por ciento, después de Chile, Costa Rica, Uruguay y Brasil. En cuanto al número de hogares con acceso a internet, alcanza apenas el 12 por ciento, mientras que la máxima penetración la tiene Brasil, con 20 puntos porcentuales.

En el tema de la telefonía, México no está mejor ubicado. Los datos del Osilac muestran que el país se encuentra en el rango de países que cuenta con 20-30 líneas telefónicas por cada 100 habitantes. De los 17 países analizados, únicamente Costa Rica contabiliza más de 30 por ciento de líneas telefónicas en su territorio.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes muestra que el Distrito Federal tiene la mayor densidad telefónica, con 43.1 líneas por cada 100 habitantes, mientras que en estados de muy alta marginación, como Chiapas y Oaxaca, el número de líneas es menor a 10 por cada 100 habitantes.

La telefonía móvil, que ha crecido aceleradamente en los últimos años, ha impactado más en otras latitudes, como Chile, Colombia, Uruguay y Paraguay, donde la penetración está por encima del 70 por ciento; en México, para noviembre de 2009, había 55.2 por ciento de hogares con acceso a telefonía móvil.


TIC, necesarias pero mal empleadas

El documento de la Cepal refiere que, en los últimos años, la mayoría de los países de Latinoamérica ha definido estrategias, planes o programas digitales tendientes a poner en práctica políticas estatales en TIC, al considerarlas medios para el desarrollo de la sociedad. Sin embargo, “el enfoque prevaleciente fue la masificación de las TIC antes que su incorporación y asimilación en las distintas actividades de la vida en sociedad”.

Guerra y Jordán consideran que, en la región, la inclusión de las TIC por lo general ha sido parcial, orientada a los aspectos más urgentes y relevantes de cada país, en detrimento del carácter complementario que debería guiar la introducción de estas tecnologías. No obstante, menciona que México, al igual que Chile y Uruguay, se encuentra en una “etapa de implementación de una segunda generación de políticas en TIC”.

En el caso mexicano, se refiere al Sistema Nacional e-México, creado desde 2000 y que a la fecha ha puesto en operación 7 mil 200 Centros Comunitarios Digitales para dar acceso a las TIC en las zonas rurales. No obstante, la información del propio sistema refiere que hacen falta más de 50 mil de estos centros para llegar al 95 por ciento de la población.

Creado con el fin de “incluir a la mayoría de la población dentro de la sociedad de la información y el conocimiento”, el Sistema Nacional e-México ha operado durante una década sin cumplir su objetivo. Un estudio de campo realizado en el municipio de Gómez Farías, Jalisco, menciona como una debilidad del sistema el que sólo habilite en el uso de la tecnología, pero carezca de significado para las personas que la emplean.

Realizado por Katiuska Flores Guerrero, María Cristina López de la Madrid y Eduviges de la Torre García en el marco del X Congreso Nacional de Investigación Educativa, el trabajo Centros comunitarios digitales del Sistema e-México: caso de Gómez Farías, Jalisco, concluye en sus resultados que “ninguno de éstos (los centros) implementan estrategias para la apropiación y el uso efectivo de las tecnologías de la información y comunicación, quedándose sólo en proporcionar el acceso a estas tecnologías”.

Ricardo Barrientos, coordinador en México del Comité para la Democratización de la Informática (CDI), señala que, en la práctica, el tema de la agenda digital en México aún no ha sido bien definido por el gobierno actual.

Si bien reconoce que la administración de Vicente Fox Quesada fue “más agresiva” al respecto, los Centros Comunitarios Digitales “no han funcionado del todo”, pues hay muchos que son “elefantes blancos”, que carecen de personal que los atienda y ayude a la gente a utilizar los equipos, cuando requieren ser más que “un lugar donde los chicos puedan hacer tareas o tramitar su CURP (Clave Única de Registro de Población)”.

Barrientos señala que los proyectos gubernamentales son insuficientes y calcula que hay 15 mil personas por cada centro en el país. En las zonas rurales, define la experiencia de internet como “cara y mala”, debido al proceso limitado que todavía depende de las condiciones sociales.

El coordinador del CDI considera que sin las TIC no se generarán los suficientes mecanismos económicos y políticos que faciliten la competitividad de las empresas en el ámbito regional, con lo que México perdería su oportunidad de remontar el lugar de liderazgo que había alcanzado en América Latina.

Penetración de las TIC México

Porcentaje y sitio que ocupa en América Latina

Rubro

Porcentaje

Lugar que ocupa

Hogares con acceso a computadora

22.1

6

Hogares con acceso a internet

12

4

Usuarios de internet

23.2

9

Hogares con acceso a telefonía móvil

55.2

13

Fuente: Observatorio para la Sociedad de la Información en Latinoamérica y el Caribe

Artículo anteriorPreguntas y respuestas sobre la crisis en 2010
Artículo siguienteTiempo de decir la verdad