Fin de fuentes extraordinarias de ingreso elevará presión finanzas públicas

Expertos indicaron que el Sector Público llega a 2021 con finanzas débiles y bajo presión, una vez que el gobierno ejerció fuentes de ingreso extraordinarias y ante el deterioro de las llamadas empresas productivas del Estado, Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Además, la estimación es que la postura fiscal del gobierno federal, que ha promulgado y ejercido un plan de austeridad en medio de una recesión de la economía no vista en más de ocho décadas, persista.

Las proyecciones arrojan que México ha destinado apenas el 0.7% del PIB en apoyos fiscales para rescatar su economía, luego que la Pandemia Covid-19 profundizara la desaceleración de la economía, que se hundiría en –9.2% en 2020, de acuerdo con las previsiones.

Los apoyos contrastan con los de los países con economías más pequeñas, como Argentina o Colombia, que han destinado el 3% de su PIB a cubrir este objetivo.

En América Latina, sobresalen los casos de Brasil y Chile ante la situación de emergencia, con el 8% y el 5% del PIB, respectivamente.

En caso de un mayor deterioro de la Pandemia, esperaríamos una reasignación del gasto, en lugar de un mayor apoyo fiscal”, apuntó el banco global Citibanamex en un apartado de su informe Examen de la situación económica de México, correspondiente al cuarto trimestre de 2020 y dado a conocer este lunes.

El gasto total presupuestado para 2021 se estima en 25% del PIB, un aumento anual de apenas 0.1 por ciento.

Sin embargo, excluyendo los costos financieros, el gasto en pensiones y las transferencias a los gobiernos estatales, la proyección es que el gasto público retroceda en 2.2% anual durante este año.

El faltante de ingresos públicos en 2020, resultado de una caída de la recaudación de impuestos y de una producción de petróleo inferior a la proyectada, se vio compensado con recursos de fondos y fideicomisos, además de recortes al gasto ?incluidos algunos en el sistema de salud. Mientras la pandemia continúa debilitando la economía”, resaltó Citibanamex.

Únicamente la eliminación de 109 fideicomisos representó ingresos para el gobierno federal por 68,000 millones de pesos (mdp) destinados a programas prioritarios para el gobierno (Jóvenes construyendo el futuro, apoyo a adultos mayores, etc).

Ejercicio del gasto: ni más ni mejor

Especializado en la revisión de las cuentas del Sector Público, la organización México Evalúa advierte que la composición del gasto público en 2021 arroja que las inversiones en los sectores prioritarios, como Salud, Educación o Seguridad Nacional, continuará estancada, a diferencia de los rubros que el gobierno considera prioritarios.

Preocupa que aun con las deficiencias estructurales del sistema público de salud que salieron a la luz con la pandemia por Covid-19, el 43% de la inversión física se realice en hidrocarburos, a través de Pemex”, resaltó la firma en un documento.

El gasto en inversión física en Salud respecto al gasto total pasará de 3.2% en 2020 a 2.3% durante este año, con un recorte de 4,600 mdp, una contracción a tasa anual de 22%.

Lo mismo sucede en el caso de la inversión en Educación, que bajará 5% respecto a 2020, con 879 mdp menos en este año.

La inversión física que se planea para 2021 tiene el objetivo de reestablecer la economía en el corto plazo.

Sin embargo, en el análisis a detalle observamos que se prioriza el sector de hidrocarburos y los proyectos prioritarios del presidente, cuya rentabilidad económica aún está en duda”, advirtió México Evalúa.

Durante este año, el gobierno federal ejercerá 708 mil millones de pesos en inversión física, un incremento de 8% respecto a 2020, lo que incluye casi 49 mil millones de pesos destinados a Pemex.

Hasta noviembre del año pasado, el endeudamiento neto de Pemex y la CFE creció casi en ocho veces el monto reportado en el mismo periodo de 2019, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Entre enero y noviembre pasados, la deuda neta de ambas empresas sumó 221 mil 781.7 millones de pesos, que contrastó con la disminución de 28 mil 551.7 millones de pesos reportada durante 2019.

Paradójicamente, evitar el apoyo a la economía a través de mayores gastos no evitará que la razón deuda a PIB se deteriore, ya que la caída del denominador no se mitigará. Por lo tanto, esperamos que la deuda bruta alcance 61.3% del PIB al cierre del año”, dijo por su parte Citibanamex.

Artículo anteriorEconomía mexicana pierde ritmo “post” Covid: índice adelantado
Artículo siguienteAMLO En Vivo | 05/01/21 #ConferenciaPresidente #AMLO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí