La secretaria del Trabajo estimó que, gracias a los cambios, el reparto de utilidades se incrementará en 100,000 millones de pesos en el país.

Pese al acuerdo alcanzado para regularizar la subcontratación de trabajadores o outsourcing, todavía quedan pendientes en materia de formalización de la economía mexicana y de respeto a los derechos de madres trabajadores, aseguraron representantes obreros y del sector privado.

En Palacio Nacional, autoridades, empresarios y representantes obreros destacaron la reforma en materia de outsourcing y el acuerdo para el pago de utilidades.

La secretaria del Trabajo Luisa María Alcalde, señaló que, entre los principales cambios de la reforma, todas las empresas deben reconocer a sus trabajadores y no transferirlo a terceras compañías que no realizan actividades productivas.

Se permitirá la subcontratación para servicios especializados pero las empresas deberán inscribirse en un padrón administrado por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS).

Además, las empresas tendrán un periodo de 90 días para regularizar su situación, a partir de la publicación de la reforma en el Diario Oficial de la Federación, que se hará en los siguientes días.

En tanto, se hará una reforma a la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado, para que el outsourcing quede prohibido en la administración pública.

Luisa María Alcalde también estimó que, gracias a los cambios en las reglas del reparto de utilidades, este rubro se incrementará en el país en 100,000 millones de pesos.

Pese a reconocer la importancia del acuerdo, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), consideró que sigue pendiente formalizar a la mayor cantidad de trabajadores mexicanos.

México tiene 56 millones de personas en edad de trabajar, número mayor que cualquier país europeo.

Nuestro objetivo tiene que ser formalizar a la mayor cantidad de trabajadores. Necesitamos hacer un gran esfuerzo por formalizar a nuestro país porque, en la medida que lo hagamos, esos 56 millones tendrán la protección de leyes, sostuvo.

Fernando Salgado, por parte de la Confederación de Trabajadores de Mexico (CTM), consideró también que hacen falta cambios para beneficiar a las mujeres y, particularmente, a las madres trabajadoras.

Quien es fundamentalmente agredido con el incumplimiento a este precepto constitucional, son las mujeres. Pero se profundiza mucho más cuando se trata de madres trabajadoras contratadas por sistemas de outsourcing, de simulación, de elusión, ilegales de contratación; por un mes, por tres meses, evitar las antigüedades, consideró

Finalmente, el representante obrero consideró que no se puede hacer competitivo al país pensando solamente en lo que podamos exportar. Tenemos que hacer competitivo al país fortaleciendo a nuestros trabajadores. Fortalecer la economía de los trabajadores es fortalecer al país.

Por Raúl Castro-Lebrija

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here