La contienda entre los partidos Demócrata y Republicano por la presidencia de Estados Unidos, con la economía más influyente del mundo, sigue teniendo impactos positivos en los mercados de deuda de México, donde los inversionistas extranjeros apuestan por instrumentos de mayor riesgo, de la mano de la buena racha que ha presentado la moneda local, con sus mejores niveles desde marzo pasado.

Datos de sitios especializados arrojan que la curva de los bonos emitidos por el gobierno mexicano con mayores plazos promedio, a 10 años, exhibe una caída de 14 puntos base (pb) en promedio, ante una sobre demanda, con lo que la tasa de interés que lo rige, la M10, ha exhibido cierres de 6.22% en esta semana, cayendo 17 pb.

Otros instrumentos han presentado el mismo desempeño, aunque moderaron la demanda respecto al ejercicio previo: los Bondes D a 5 años fueron colocados con un premio de 0.23% y una demanda de 1.21 veces, contra la anterior, que casi llega a 6 veces (5.93 veces). El Bono M a 3 años, fue colocado a una tasa de 4.61% y una demanda de 1.69 veces, contra la previa de 2.62 veces.

Los mercados apuestan a que en un eventual gobierno liderado por el candidato del Partido Demócrata Joe Biden, dará paso a que la aprobación de mayores medidas de estímulo al gasto en la mayor economía del mundo respecto a las actuales, aunque la posibilidad de que haya un Congreso dividido podría ser un obstáculo para la política fiscal del candidato demócrata.

Operadores de las mesas de cambios también moderaban su demanda por el dólar como activo de refugio el jueves, mientras que el demócrata Joe Biden se aproxima a conseguir la victoria cuando las autoridades electorales recuentan votos en estados clave que determinarán el resultado de las elecciones del 3 de noviembre pasado.

De esta forma, el dólar profundizaba sus pérdidas, dirigiéndose a marcar su peor racha bajista en tres meses, mientras los mercados se preparan para el resultado de la reunión de política monetaria del banco central de Estados Unidos, que podría apuntar a un mayor estímulo.

El peso mexicano cotizaba en 20.696 unidades por dólar, según estimaciones de Reuters, su mejor nivel desde marzo, lo que marcaba una ganancia del 1.29% frente al precio de referencia del miércoles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here