Cada vez con más frecuencia, expertos apuntan que los niveles de inflación en México sufren un deterioro en un momento en que el grueso de las expectativas sobre el crecimiento del PIB se ha ajustado al alza.

Apenas el martes, el Fondo Monetario Internacional (FMI) volvió a elevar su pronóstico de crecimiento de la economía mexicana, ahora en niveles de 5% para este año, mientras que incrementó de 5.1% hasta 6.4% el crecimiento de Estados Unidos, el principal socio comercial de México, hacia donde el país envía más del 80% de sus bienes y mercancías.

Este nivel coincide con las expectativas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y las últimas encuestas levantadas entre los analistas del Sector Privado.

En marzo pasado, la nueva administración estadounidense representada por Joe Biden presentó el tercer plan de estímulos para levantar a la economía del peor impacto económico del que se tenga registro en 100 años, el cual fue avalado por el Congreso con un valor de 1.9 billones de dólares.

Expertos esperan que el panorama para México sea más favorable para los siguientes 12 meses, con una reactivación de la economía de EU que estimulará las exportaciones y donde los estímulos gubernamentales apoyarán a los millones de trabajadores que residen y laboran en la primera economía mundial, con remesas favorecidas por los pagos de una sola vez y mejores condiciones de empleo.

Sin embargo, las condiciones de la inflación han metido presión a las buenas perspectivas sobre la marcha de la economía doméstica derivada del entorno internacional. Por lo menos hasta la primera mitad de 2021, los miembros de la Junta de Gobierno de Banco de México suspenderán los recortes de la tasa de referencia, hoy en 4%, para no sobrecalentar la economía.

Un mapeo de probabilidades medias sobre la trayectoria de inflación realizado por el Instituto Central arroja que mientras 52% de los 38 grupos financieros participantes en su encuesta mensual destacaron intervalos de un crecimiento inflacionario de entre 3.6% a 4%, para febrero, un grupo más reducido, el 43%, se pronunció, no obstante, por un intervalo más amplio, con una inflación entre 4.1% a 4.5%.

La mejoría reciente sobre las proyecciones de la economía mexicana va de la mano con el deterioro de la visión inflacionario local.

La encuesta sobre expectativas más reciente de Citibanamex realizada entre 26 grupos financieros y dada a conocer el martes por la noche señala que el pronóstico mediano para la inflación aumentó de 3.95% a 4.10% para el cierre de 2021.

Para este año, los pronósticos más altos de inflación corresponden a Barclays, con un alza de 4.90%; Bank of America (BoFa) con 4.46% y Multiva, con 4.38%.

En nuestra opinión, el sentimiento general continuará siendo de presión sobre la inflación, al menos por los siguientes 3 meses”, dijo hoy en una nota informativa la casa de bolsa Vector.

Pasando a factores domésticos, seguiremos vigilantes al posible impacto de presiones en precios, que últimamente se han concentrado en los energéticos, aunque con algunas señales preocupantes de que se podrían estar extendiendo a otras categorías”, alertó por su parte el grupo financiero Banorte.

El miércoles, cifras del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) arrojaron que la inversión fija bruta, que representa los gastos realizados en construcción y maquinaria y equipo, rebotó en este inicio de año, al aumentar 3.3% en enero pasado, contra diciembre de 2020.

Inclusive a tasa anual, la inversión sufrió una contracción de -9.6% con cifras ajustadas por estacionalidad, resultando mejor al consenso del mercado que estimó una caída de -12.5%.

A su vez, el consumo privado, mostró una caída de -5.7% a tasa anual, pero mejor a la contracción de -6.5% a tasa mensual.

Los estimados del PIB de la encuesta que Citibanamex levanta entre 26 firmas financieras indican una expectativa mediana de crecimiento de 4.6% para México, con un máximo de hasta 5.8%.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here