El presidente insistió en que el compromiso de su administración es no aumentar los precios de los combustibles ni aplicar gasolnazos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que su administración ha cumplido el compromiso de no incrementar los precios de los combustibles y de no aplicar gasolinazos.

En la conferencia de prensa matutina, el presidente considero que el compromiso de nosotros se ha cumplido, que es no aumentar el precio de los combustibles y podemos probar que, desde que llegamos, no han aumentado los precios en términos reales.

Incluso, el presidente se comprometido a que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) presentará el próximo lunes en la conferencia de prensa mañanera un comparativo de los precios de combustibles al inicio de su gobierno y en la actualidad, para demostrar que no se han registrado incrementos.

Hoy en la mañana le estaba pidiendo a Berenicce (Romero, encargada de despacho de la Profeco), que, para el lunes próximo, presente una gráfica sobre cuánto costaba la gasolina regular, cuánto costaba el diésel, la magna, cuánto el gas y cuánto cuesta ahora; nada más agregar inflación, para saber si estamos cumpliendo o no, que todo mundo lo sepa, señaló.

Lo anterior, advirtió, porque algunos medios de comunicación han presentado en días pasados informaciones que aseguran que en el periodo presidencial de López Obrador los combustibles no solo no han disminuido sino que, incluso, han registrado un incremento de 34 por ciento.

Lo que sucede también es que se mantiene un subsidio para tener el control de los precios y hay veces que se le descuenta al que distribuye la gasolina (y eso) no se refleja en el precio; es decir, no se le traslada al consumidor. Eso se va a ir controlando o se ha ido controlando, en general, con la competencia. Esto ayuda mucho, mencionó López Obrador.

Y añadió que se han mantenido los precios, no es cosa de echarle la culpa a los distribuidores gasolineros. Algunos son mal portados pero la mayoría sí actúan con integridad, con rectitud.

López Obrador comentó que también en materia de gas, es común que el precio se incremente en la Ciudad de México. Vamos también a trabajar sobre esto para ver qué están haciendo los gaseros; que no estén abusando porque no es posible que, aquí tenemos los centros de distribución de gas y de gasolinas, por qué es más cara en la Ciudad de México que en Campeche o en Querétaro.

Pero el compromiso reiteró— es no aumentar los precios y eso lo vamos a cumplir todo el sexenio. No van a haber gasolinazos.

Por Raúl Castro-Lebrija

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here