Por Obed Medina*

 

1.-ObedMedinaF152Hace unos días recibí la llamada de una usuaria que tenía dudas para refinanciar su deuda. Creía que estaba mal pagar un crédito con otro, porque parece que nunca va terminar. Pero al estar en una situación complicada empezó a buscar opciones.

Ella debe más de 80 mil pesos en sus cuatro tarjetas de crédito. Las tasas son desde 30 hasta 60 por ciento anual. Y dejó de pagar dos de ellas, pues ya no podía con las mensualidades y sus gastos cotidianos. Realiza únicamente los pagos mínimos de dos de sus tarjetas, a este ritmo liquidará sus dos tarjetas en 10 años aproximadamente. Y aún quedan por pagar otras dos.

Su situación es complicada, pues al tener pagos atrasados no es fácil que las instituciones le ayuden con un crédito a menor tasa que le permita realizar pagos más cómodos y liquidar en menos tiempo su deuda.

El momento ideal para refinanciar sus deudas fue justo antes de dejar de pagar. En ese punto pudo conseguir un crédito más barato sin dañar su historial.

Existe una idea equivocada de que pagar un crédito para liquidar otro está mal. No lo es del todo si se tienen en cuenta ciertas condiciones para que este sea conveniente.

Si comparas distintas opciones para refinanciar tu deuda; conocer la tasa anual de tu crédito te permitirá elegir el que más te conviene. El principio para consolidar las deudas es hacerlo con una tasa de interés más baja.

Por ejemplo: si tienes una tarjeta de crédito con una tasa de interés anual del 40 por ciento y quieres refinanciar la deuda de esa tarjeta te conviene adquirir un crédito con menor tasa anual. De las opciones que tienes a la mano analiza cuál es la tasa de interés anual, pago mensual y el plazo para pagar. Un crédito con una tasa de interés anual menor te permitirá pagar en menos tiempo.

Adquirir únicamente la deuda necesaria. Solicita únicamente el monto que necesitas para refinanciar tu deuda. Un crédito menor te dejará con dos deudas por pagar y uno mayor hará una deuda más grande, de la cual tendrás que pagar más intereses.

Otro punto que debes saber es si tu institución te permite liquidar de forma anticipada tu crédito sin penalizaciones. En algunos casos permiten pagar de forma anticipada una vez que ha transcurrido cierto tiempo desde que se otorgó el crédito.

En el caso de los bancos usualmente no hay penalizaciones por liquidar el crédito de forma anticipada. Pero no sucede lo mismo con cajas de ahorro y préstamos. Antes de realizar cualquier pago es conveniente asegurarse que tu institución no te penalizará.

Finalmente, recomiendo estar al corriente con el crédito actual. Tener atrasos dificulta la obtención de un crédito, las instituciones normalmente no otorgan créditos cuando la persona tiene atrasos, y si lo hacen, es con una tasa más alta.

Conocer nuestra situación crediticia nos permite tomar mejores decisiones para mantener el control de nuestro dinero. Invito a todos los usuarios de servicios financieros a que se informen y resuelvan las dudas que tengan con su institución. Les ayudará para tener otra perspectiva y tomar mejores decisiones a su favor.

*Gerente de Marketing Digital.

omedina@prestadero.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here