Si bien la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció el 29 de marzo pasado la reapertura a los inversionistas de un Udibono a plazo de 20 años, no visto en años, la colocación del instrumento se registró ayer a una tasa de 3.12%, lo que no ocurría desde última emisión a ese plazo hace 13 años, cuando exhibió un tipo de interés de 3.75 por ciento.

Expertos han señalado que la estrategia de la SHCP obedece a un manejo prudente de las necesidades de financiamiento del Gobierno Federal, en medio de una volatilidad extrema y presiones generalizadas en las tasas de interés de los bonos Soberanos globales, resultado de la expectativa de una recuperación robusta a nivel mundial, encabezada por Estados Unidos.

El diferencial de tasa de 63 centésimas de puntos base entre la colocación de 2013 y la del 21 de abril de este año del Udibono es una buena señal, en conjunto con los resultados de la subasta de valores gubernamentales número 16 en lo que va de 2021.

El instrumento de deuda “estrella” mostró una demanda de 2.23 veces y colocó el equivalente a 580 Udis, una unidad de valor nacional que aumenta conforme lo hace la inflación; el requerimiento de los inversionistas ascendió a 1,294 Udis.

La última encuesta de expectativas del banco global Citibanamex arroja que las proyecciones de inflación entre 30 analistas continúan aumentando, a niveles de 4.20% al cierre de 2021, con una expectativa de crecimiento de inflación en la primera quincena de abril de 5.9%, a tasa anual, que colocó ligeramente abajo de lo reportado este jueves por el INEGI, de 6.05 por ciento.

Respecto a la subasta de valores gubernamentales, la demanda de los Cetes de plazos cortos, por un lado, hizo caer la tasa de interés de esos instrumentos, mientras que menores apuestas en los plazos mayores aumentaron el diferencial de tasa, pero siguieron mostrando una demanda mayor a lo ofertado.

El interés de los Cetes a 28 y 91 días disminu en una y 4 centésimas de punto, en 4.06% y 4.11%, respectivamente, con montos asignados por 5,000 y 7,400 millones de pesos (mdp).

En contraste, lo de más largo plazo, de 182 y 350 días dieron un premio de 4.34% y 4.63%, contra los niveles de la subasta anterior de 4.31% y 4.59 por ciento.

Sin embargo, los montos colocados en estos plazos ascendieron a 13,500 mdp, en los Cetes a 182 días, y a 11,500 mdp, en el plazo mayor.

Los Bonos de Desarrollo del Gobierno Federal de México, mejor conocidos como Bonos M, en su plazo más largo, 10 años, exhibieron una demanda que sobrepasó en 1.61 veces el monto asignado, con una tasa que se elevó de 6.25% a 6.68%, con un importe por 10,500 mdp.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here