En su primer día como Presidente de los Estados Unidos, se espera que Joe Biden emita una serie de medidas ejecutivas que permitan dar importantes pasos adelante en materia de clima.

El Presidente Biden ha dado a los Estados Unidos y al mundo una clara señal de que su administración considera que el cambio climático es una crisis existencial que requiere una acción ambiciosa a nivel nacional y mundial, consideró Fred Krupp, presidente del Environmental Defense Fund

De acuerdo con Krupp, al no perder tiempo en reincorporarse al Acuerdo de París, revisar las normas sobre vehículos y metano, hacer de la justicia racial una parte integral de la política climática y ordenar a los organismos gubernamentales que rindan cuentas de los costos de la contaminación climática, Biden está poniendo la salud y el bienestar de los estadounidenses en primer lugar desde el primer día.

“Volver al Acuerdo de París es un paso crítico para restaurar el liderazgo americano en la acción climática – pero es sólo el primer paso. La administración de Biden también presentará un ambicioso y creíble objetivo de emisiones antes de las conversaciones sobre el clima global de la COP 26 en Glasgow a finales de este año”, agregó Fred Krupp.

Krupp calificó como ambicioso comprometer a los EE.UU. a una reducción del 50% de las emisiones por debajo de los niveles de 2005 para el 2030, alineado con la promesa de campaña de Biden de poner a los EE.UU. en el camino hacia el cero neto para el 2050 – lo cual es necesario para lograr los objetivos de temperatura a largo plazo del Acuerdo de París.

Y apuntó que un compromiso creíble de París requiere la adopción de medidas legislativas y administrativas firmes que impulsen a los Estados Unidos hacia un futuro próspero con bajas emisiones de carbono, comenzando con un paquete de estímulo económico que incluya importantes inversiones en el clima y la energía limpia.

El transporte limpio, incluyendo camiones y autobuses de cero emisiones, debe ser una parte esencial de cualquier plan para crear empleos, comunidades más saludables y menos contaminación climática.

La próxima generación de límites de contaminación para automóviles, camiones y metano debería ayudar a nuestra nación a avanzar hacia la eliminación de la contaminación desestabilizadora del clima de estos grandes emisores – y todas las soluciones necesarias ya están a la mano. Reducir drásticamente la contaminación del aire que perjudica el clima y la salud salvará vidas y ayudará a promover la justicia ambiental en las comunidades que han estado injustamente agobiadas por esta contaminación durante demasiado tiempo.

La revisión de las normas sobre el metano podría aportar rápidos beneficios para el clima. La reducción de las emisiones de metano del petróleo y el gas es la forma más rápida y de mayor impacto para disminuir el ritmo del calentamiento global.

“Al restablecer el grupo de trabajo interinstitucional sobre el costo social de los gases de efecto invernadero para que las agencias gubernamentales den cuenta de los verdaderos costos de la contaminación climática, el Presidente Biden está señalando un regreso a los principios de buen gobierno y a la formulación de políticas que sean transparentes, responsables ante el público estadounidense, y guiadas por una ciencia y una economía sólidas. Desde el primer día, el Presidente Biden está dejando claro que enfrentar la crisis climática animará su presidencia”, dijo Krupp.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here