La recuperación de la economía mexicana que comenzará en 2021 no será suficiente para que el país alcance antes de 2023 los niveles de actividad productiva que tenía antes de la pandemia de coronavirus, dijo el jueves la agencia calificadora Moody’s, de acuerdo con información de la agencia Reuters.

La segunda mayor economía de América Latina, que ya estaba en una leve recesión en 2019 antes de que fuera afectada por la epidemia, habría caído un 9% el año pasado, y sufrirá una “gradual y prolongada” recuperación, según previsiones del Banco de México.

En su más reciente encuesta sobre expectativas entre analistas del Sector Privado, el Banco Central dijo que 38 especialistas participantes estiman un crecimiento del PIB de México de 3.44% para el presente año y de 2.60% para el 2022.

Apenas el martes pasado, el Banco Mundial había mejorado en 0.7% su pronóstico de crecimiento de México para este año, en 3.7 por ciento en virtud de lo que significa el T-MEC para las exportaciones de bienes y mercancías de México hacia Estados Unidos, principalmente.

Para 2022 el organismo multilateral dijo que el PIB mexicano crecería en 2.6 por ciento.

“El crecimiento porcentual en 2021 es insuficiente para revertir las pérdidas de producción del año pasado y está siendo frenado por factores que incluyen la consolidación fiscal planificada y la debilidad de la inversión desde hace mucho tiempo.

Se proyecta que el crecimiento se desacelerará a 2.6 por ciento en 2022 a medida que el crecimiento de la demanda externa se debilite y el impulso a la actividad económica de las mejoras del mercado laboral comience a desvanecerse”, agregó el Banco Mundial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here