Los bancos que operan en México, muchos de ellos filiales de grandes firmas globales como BBVA, Santander, HSBC o Citigroup, permanecerán bajo presión a consecuencia del continuo deterioro del Sector de Energía, advirtieron expertos.

Los bancos mexicanos actualmente afrontan mayores riesgos económicos debido al continuo deterioro del Sector Energético, lo que ha generado una menor resiliencia económicaadvirtió la calificadora de riesgos global S&P Global en una publicación del historial crediticio del líder del Sector bancario en el País, BBVA Bancomer, emitida este miércoles.

Al igual que todos los bancos con operaciones en México, la calificación de BBVA que otorga la calificadora está sujeta a los grados del Soberano del País, que fue degradado a principios de 2020 de BBB+ a BBB, a tan solo dos peldaños de perder el grado de Inversión, además de colocar una Perspectiva Negativa.

Tanto Petróleos Mexicanos (Pemex) como la Comisión Federal de Electricidad (CFE), las dos entidades gubernamentales del Sector de la Energía en México corrieron la misma suerte ante la creciente presión que ejercen sobre las Finanzas Públicas sus enormes deudas. S&P Global ha dicho que la creciente presión sobre Pemex representa un potencial pasivo contingente para el Soberano.

La agencia calificadora dijo en su reporte que sostuvo una calificación de -BBB para el principal otorgante de crédito bancario en el país, BBVA Bancomer, nivel a los que están sujetos todos los bancos que operan sólo en México.

La calificación soberana de México limita las calificaciones de BBVA México, las cuales se moverán en línea con la calificación soberana”, agregó.

El país situó un retroceso en su PIB de 2019 de -0.1%, su primer revés en 10 años, lo que expertos, economistas y empresarios atribuyeron a una pérdida de la confianza por un ambiente de negocios poco apto para la inversión, lo que ha contaminado al Sector de la Energía. Lo anterior fue exacerbado con el arribo de la Pandemia Covid-19, que provocará un retroceso del PIB de -9.2% en la segunda economía más grande de América Latina durante 2020, de acuerdo con proyecciones.

S&P anticipa que la expansión del crédito en el País mantenga un ritmo modesto de crecimiento en el presente año ante la baja demanda de los sectores corporativo y comercial, además de los hogares.

Apenas el martes, el cuarto banco con más peso del sistema, Banco Mercantil del Norte (Banorte) dijo que al cierre de diciembre generó un cargo a resultados por única vez de 2,406 millones de pesos (mdp), de los cuales, 2,000 mdp son reservas adicionales, lo que analistas atribuyeron a una respuesta a las dificultades económicas de la Pandemia y a una anticipación de deterioro de la cartera del banco, que se vería reflejado en sus resultados financieros de los próximo 12 meses.

La menor resiliencia económica también se demuestra con las expectativas económicas todavía más bajas para 2020, exacerbadas por la inestabilidad mundial resultado del COVID-19 y la caída de los precios del petróleo”, dijo por su parte S&P Global.

En su edición del miércoles, el diario británico Financial Times, dijo que Pemex cobró notas del gobierno que le permitirán asumir pasivos en materia de pensiones, dando un respiro a un vencimiento de notas por 2,000 millones de dólares que vencerán durante este mes.

Citando a un analista de Morgan Stanley, el periódico indica que la petrolera, la empresa en su giro más endeudada del mundo, podría emitir en 2021 cerca de 10,000 millones de dólares en deuda.

Entre enero y noviembre de 2020, la deuda neta de Pemex y la CFE alcanzó una cifra récord de 221 mil 781.7 millones de pesos, ocho veces más a lo reportado durante igual periodo de 2019.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here