La economía mundial crecería un 4% en 2021 después de haberse contraído un 4.3% en 2020, según cifras del Banco Mundial difundidas este martes, aunque el organismo multilateral advirtió que el aumento de las infecciones por Covid-19 y los retrasos en la distribución de la vacuna podrían limitar la recuperación a sólo un 1.6% este año.

El pronóstico semestral del Banco Mundial indicó que el colapso de la actividad económica por la Pandemia fue menos grave de lo que se había pronosticado originalmente, aunque la recuperación podría ser más moderada, con un considerable riesgo bajista,

“Las perspectivas a corto plazo siguen siendo muy inciertas”, dijo el banco en un comunicado, de acuerdo con la agencia de noticias Reuters.

Un escenario a la baja en el que las infecciones sigan aumentando y se retrase el despliegue de una vacuna podría limitar la expansión de la economía mundial al 1.6% en 2021”, remarcó.

Un control exitoso de la Pandemia y un proceso de vacunación más rápido podrían propiciar un crecimiento mundial más acelerado de casi 5%, dijo el Banco Mundial en el informe Perspectivas Económicas Mundiales.

Más de 85 millones de personas han sido infectadas por el nuevo coronavirus y casi 1.85 millones han muerto desde que se identificaron los primeros casos en Wuhan, China, en diciembre de 2019.

Se espera que la Pandemia tenga efectos adversos duraderos en la economía mundial, empeorando una desaceleración que ya se había proyectado antes de que comenzara el brote.

Como resultado, el mundo podría enfrentarse a una “década de decepciones en materia de crecimiento” a menos que se pongan en marcha reformas exhaustivas, advirtió el organismo.

Mercados emergentes empeoran

El caso de las economías emergentes es más delicado: los ingresos per cápita han caído en el 90% de ellos, llevando a millones de personas de nuevo a la pobreza, destacó el Banco Mundial en su informe.

Este conjunto de países padecerá en 2021 una disminución de la confianza de inversionistas, el aumento del desempleo y la pérdida de la educación, lo que se considera reduce las perspectivas de reducción de la pobreza en el futuro advirtió el Banco.

Expuso que las contracciones menos severas en las economías avanzadas y una recuperación más dinámica en China ayudaron a evitar un mayor colapso en la producción global, aunque los desequilibrios fueron más agudos en la mayoría de los países en desarrollo.

El organismo estima que el PIB agregado de los mercados emergentes y las economías en desarrollo -incluida China- crezca un 5% en 2021, frente una contracción de 2.6% en 2020.

Excluyendo a China, los mercados emergentes y las economías en desarrollo crecerían un 3.4% en 2021 tras una contracción de 5% en 2020. Durante 2021 China crecería 7.9% después de registrar una expansión del 2% en 2020.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here