La incipiente “recuperación” de la economía mexicana tras los meses críticos de la Pandemia Covid-19 perdió pulso en diciembre del año pasado, de acuerdo con los resultados de dos indicadores adelantados reconocidos a nivel nacional.

El Indicador IMEF Manufacturero bajó 0.2 puntos en el último mes de 2020, marcando un nivel de 48.7 unidades y una zona de contracción por un periodo de 19 meses consecutivos. A su vez, el Indicador IMEF No Manufacturero lo hizo en un rango más alto, con -1 punto menos, en las 48.1 unidades, hilando 11 meses de caídas.

En sus variaciones mensuales, el referencial para medir el PIB, el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) dado a conocer por el INEGI arrojó desempeños positivos desde junio, con un avance de +8.7%, tras hundirse en abril -17.3%. En octubre pasado, el IGAE situó un avance de 1.6%.

Los índices adelantados elaborados por el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) se colocaron en diciembre por debajo de la zona de expansión de las 50 unidades. La excepción a partir de junio ha sido el sector Manufacturero por su fuerte vínculo con las exportaciones, el motor de la economía de México en el último tramo de 2020.

Los resultados de diciembre sugieren que la reanimación de la actividad económica, registrada en los meses posteriores al impacto inicial de la Pandemia, continúa siendo titubeante y, en el margen, ha perdido impulso”, dijo el instituto en un informe difundido este lunes.

Explicó que el Indicador IMEF Manufacturero, por tamaño de empresa, fue el único que se expandió de manera firme durante todo el segundo semestre del año.

Este comportamiento sugiere que la actividad de las empresas manufactureras de mayor tamaño ha sido la que ha registrado mayor dinamismo en ese sector”, mencionó.

Durante diciembre, tres de los cinco componentes del Indicador Manufacturero exhibieron caídas: el subíndice “producción”, con 0.4 puntos, para quedar en las 49.0 unidades; el subíndice “inventarios”, con 2.9 puntos en las 42.3 unidades y el subíndice “entrega de productos”, con –1.6 unidades para ubicar un nivel de 49.8 y regresar a una zona de contracción.

Sólo los subíndices “nuevos pedidos” y “empleo” salieron a flote, con aumentos marginales de 0.4 puntos y 0.3 puntos, para cerrar en 48.4 y 48.9 unidades, respectivamente.

En contraste, el Indicador IMEF No Manufacturero, que se refiere a los sectores Comercio y Servicios, siguió sin aliento, marcando durante todo 2020 una zona de contracción, tanto en su índice ponderado como en el ajustado por tamaño de empresa.

De esta forma, en el último mes del año, los cuatro subíndices del Indicador IMEF No Manufacturero registraron caídas: el subíndice de “nuevos pedidos bajó 0.7 puntos, para cerrar en 48.1 unidades; el subíndice “producción lo hizo en –1.3 puntos, en las 47.8 unidades.

Por su parte, el subíndice de “empleo bajó 0.2 puntos, en las 46.2 unidades, mientras que el de “entrega de productos” lo hizo en –2.0 unidades, en las 50.2 unidades.

Los resultados de diciembre contrastaron con los de noviembre, mes en que todos los subíndices referencia del Sector Comercio y de Servicios experimentaron un crecimiento.

El Indicador IMEF es un índice de difusión que evalúa el entorno económico con base en una encuesta de cinco preguntas cualitativas y cuya metodología ayuda a anticipar la dirección de la actividad manufacturera y no manufacturera del País.

El Indicador IMEF varía en un intervalo de 0 a 100 puntos, donde el nivel de 50 puntos representa el umbral entre una expansión (mayor a 50) y una contracción (menor a 50) de la actividad económica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here