Si bien durante los primeros 11 meses del año pasado la cartera de crédito de la banca comercial que opera en México exhibió una contracción de 4.2% en términos reales por los efectos del Covid-19, en el último tramo de 2020, las tarjetas de crédito y de consumo de bienes duraderos mostraron incipientes repuntes, arrojan cifras del Banco de México (Banxico).

En términos mensuales, el uso de financiamiento vía tarjetas de crédito creció +1.3%, al pasar de un nivel de 980,367.9 millones de pesos (mdp) en octubre a 992,842.4 mdp en noviembre. Lo mismo sucedió con el financiamiento del crédito al consumo de bienes duraderos, que en ese mismo lapso pasó de 163,377.2 mdp a 165,122.2 mdp, esto es, un avance de 1%.

El desempeño de estos dos renglones permitió que el Segmento de Consumo, con un saldo en miles de millones de pesos superior al de vivienda, mantuviera en noviembre un crecimiento respecto a septiembre y a octubre, reportando un saldo de 992,842.4 mdp contra 985,473.0 mdp y 980,367.9 mdp, respectivamente.

El crédito a la vivienda también siguió un paso consistente, reportado inclusive en los meses más álgidos de la Pandemia; en noviembre, a pesar de los rebrotes, volvió a mostrar avances. De octubre a noviembre, este rubro pasó de 968,164.1 mdp a 975,148.0 mdp, aunque si se compara contra septiembre, con un saldo de 960,222.9 mdp, el avance es mayor, de 1.55%.

Las consecuencias de la inmovilidad social y económica producto de la Epidemia, que acelerará la caída que el PIB mexicano había venido reportando desde 2019, tuvieron sus impactos de más peso en el Segmento de Créditos a Empresas y a Personas Físicas con actividad Empresarial.

Expertos han señalado que los segmentos más afectados en la cartera de crédito, en general, responden al deterioro en los indicadores económicos, especialmente el empleo y los planes de inversión y expansión, y por cambios relevantes en los patrones de consumo.

En noviembre, el Segmento de Créditos a Empresas y a Personas Físicas con actividad Empresarial siguió cayendo para pasar de un saldo de 2.74 billones de pesos en septiembre, a 2.68 billones en octubre. Para noviembre, este segmento, que representa más del 50% de la cartera de crédito de la banca, ubicó un saldo por 2.62 billones de pesos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here