El marasmo de la economía global provocado por la Pandemia SARS-CoV-2 cambia a un tono positivo con ajustes al alza para 2021 en la medida que las vacunas contra la enfermedad estén disponibles y el distanciamiento social comience a disminuir, partiendo de una caída menos severa en este año, de -4.4% a –3.7%, anticipó la agencia de riesgos crediticios Fitch Ratings.

En su más reciente Global Economic Outlook (GEO) dado a conocer el lunes, Fitch dijo que revisó al alza su pronóstico del PIB global para 2021, de 5.2% a 5.3%, “con un crecimiento más fuerte hasta el segundo semestre, parcialmente compensado por la debilidad en los próximos meses inmediatos”.

Bajo la expectativa de que la recuperación económica mundial se fortalecerá y se volverá más segura desde mediados del próximo año, la agencia ajustó al alza los pronósticos de crecimiento del PIB de Estados Unidos, de +4% a +4.5%, y de China, de 7.7% a 8%, lo que ocurre también en los pronósticos de los dos gigantes para el 2022.

La proyección de crecimiento del PIB global pasa de 3.6% a 4% para 2022 ante la reducción más acelerada de las medidas de distanciamiento social, una vez que los programas de inmunización se hayan ampliado.

Nuestras previsiones para 2022 ahora incorporan también los desembolsos de subvenciones previstos del Fondo de Recuperación de la Unión Europea.

Es probable que proporcionen un impulso considerable a la inversión pública (por lo que) hemos elevado nuestra previsión de crecimiento de la eurozona al 4.4%, desde el 3.2% para el 2022”, menciona.

El Global Economic Outlook de Fitch indica que los acontecimientos de los últimos meses han arrojado más luz sobre los impactos económicos sin precedentes de la Epidemia.

En su análisis, Fitch señala que una recuperación más fuerte y rápida a lo originalmente esperado a partir del tercer trimestre de este mismo año mejoran la perspectiva, “incluso si un verdadero repunte en forma de ‘V’ seguía siendo difícil de alcanzar”.

Si bien la reciente segunda ola de restricciones hacia la parte final de 2020 no está contrayendo drásticamente la actividad económica mundial, como en abril pasado, los efectos base impulsarán un crecimiento más notable cuando se quiten los bloqueos sociales.

“El camino de la recuperación global está resultando más accidentado de lo esperadopero las noticias sobre vacunas son muy positivas para las perspectivas económicas”, reafirmó la firma calificadora en su informe especial GEO.

Apoyos soberanos, imprescindibles

Para la agencia de riesgos la conducción sin precedentes de las políticas macroeconómicas y el apoyo Soberano para amortiguar

el impacto de la Pandemia en las diferentes economías se han vuelto claves para lograr una recuperación más sólida y oportuna.

Debido a las enormes transferencias fiscales, los ingresos disponibles agregados de los hogares en Estados Unidos han aumentado considerablemente, puso de ejemplo la firma calificadora.

México es uno de los países de América Latina que menos apoyos fiscales a brindado a su economía en respuesta a los impactos del Covid-19, alargando y agudizando una recesión que arrastra desde la segunda mitad de 2018.

El gobierno mexicano ha destinado el equivalente al 1.6% de su PIB en apoyos fiscales a su economía, lo que contrasta con las ayudas fiscales que han recibido países más pequeños, como Perú, con el 12%, a la cabeza en la región, o los casos de Paraguay y Chile, con el 6% y 5% del PIB, respectivamente.

“La flexibilización masiva de las políticas ha tenido como objetivo proporcionar al sector privado un ‘puente’ hacia el otro lado de la crisis sanitaria” aseveró por su parte Fitch, que en noviembre pasado reafirmó el grado de inversión para México en BBB-, a tan sólo un peldaño arriba del grado especulativo (BB+).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here