Agustín Carstens, gerente general del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés), estimó que los impactos económicos derivados de la pandemia Covid-19 se prolongarán aún más, por lo que serán inevitables las bancarrotas en el ámbito empresarial, pese a los esfuerzos traducidos en estímulos fiscales que los gobiernos han destinado para salvar a sus economías.

Llegará el momento en que la acción gubernamental sencillamente no pueda prevenir el incremento de bancarrotas. El cambio en el entorno económico dará lugar a una reasignación ineludible de recursos”, aseveró el también ex gobernador del Banco de México durante su participación en la Conferencia Internacional de Banca, organizada por el banco Santander, de acuerdo con información de la prensa económica del país.

Carstens elogió que la mayoría de los países han tenido el buen sentido de extender sus programas de estímulos fiscales, puesto que se debe gastar no solo en buscar revertir los efectos nocivos de la epidemia, sino en atender temas relacionados con las jubilaciones o la educación, lo que significa progreso y no regresión.

En el ámbito empresarial y en la economía real, el exgobernador del banco central mexicano previo que pese a la innovación tecnológica varios negocios terminarán cerrando sus puertas.

Carstens agregó que entre las nuevas realidades derivadas de la Pandemia global tenemos que reconocer que seguirá transformando la cara de la economía.

“Hay mucha innovación. El comercio electrónico es cada vez más importante y se está conjugando con el enfriamiento de la actividad, así que muchas tiendas no van a sobrevivir”, dijo.

El economista reconoció el trabajo desempeñado por los bancos centrales para enfrentar la pandemia, enfocado en estabilizar la economía y reducir el impacto en los mercados.

El gerente del BIS dijo que la banca es parte de la solución y no el problema bajo una nueva normalidad, por lo que la banca debe seguir dando crédito a las empresas y a la Sociedad, su tarea fundamental.

“En general el sistema financiero lo ha hecho bien, pero hay cosas que tenemos que cuidar porque en momentos de estrés han surgido algunas debilidades”, dijo.

¿Economía al alza?

En su más reciente encuesta sobre expectativas entre analistas privados, el banco global Citibanamex indica que las expectativas de decrecimiento del PIB para este año bajan de -9.9% a 9.8%, por primera vez en este año.

Para 2021 la expectativa de los economistas consultados en el sondeo es que la economía mexicana crezca en +3.4%, desde un nivel de 3.5% anterior.

De un total de 30 participantes,16 participantes en el ejercicio del banco indicaron que el próximo movimiento en la tasa de política monetaria apunte a un recorte de 25 puntos base, con 14 de ellos estimando que se daría en noviembre.

Otras 14 instituciones prefirieron no revelar su postura sobre cuál será el próximo movimiento de Banxico, de acuerdo con el banco.

Sin embargo, los entrevistados estiman que al cierre de 2020, la tasa de interés de referencia ubique un nivel de 4.25%. En 2021, la proyección para la tasa de política se redujo a 4% desde el nivel 4.25% que exhibió en la encuesta revelada hace dos semanas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here