Esta mañana el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, firmó un convenio con la iniciativa privada para invertir en proyectos de infraestructura, energía y comunicaciones. El acuerdo busca lograr la reactivación económica del país tras la pandemia y actualiza el Acuerdo Nacional de Inversión en Infraestructura del sector privado, anunciado en noviembre pasado.

Se agregan 39 proyectos por 294 mil millones de pesos que serán financiados con capital privado, con la intención de abonar al objetivo general de lograr inversión pública y privada cercana a 25 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Analistas de Intercam Banco consultados indicaron que este monto representa poco más del 1 por ciento del PIB, aunque la idea principal será anunciar varios más hacia adelante para impulsar ese objetivo en el mediano plazo.

De los 39 proyectos presentados, siete ya se encuentran en ejecución (38 mil millones), mientras que 156 mil millones se destinarán al sector de comunicaciones, 98 mil millones a energía y 2 mil millones a obras de agua y medio ambiente”, indicaron.

La gran mayoría se concentra en la construcción de carreteras, libramientos, caminos, puentes y muelles; además del tren México-Querétaro, trenes suburbanos y la modernización de Puerto Progreso.

Los proyectos de energía se concentran en transporte y almacenamiento de hidrocarburos (con la construcción de una terminal de etano) y actividades de transformación de hidrocarburos (planta de fertilizantes y rehabilitación general de refinerías). La mayor parte de los proyectos iniciarán obras en 2021.

Todos los proyectos se ejecutarán bajo esquemas de participación privada, ya sea por concesión o como alianza estratégica con entidades estatales. “El anuncio es positivo en tanto que renueva esfuerzos conjuntos de la iniciativa privada con el Gobierno para revivir la inversión, pero se mantiene con alcances limitados. Aún si sumamos los 259 mil millones a los 859 mil millones anunciados en noviembre, el total de la inversión anunciada apenas rebasa el 4 por ciento del PIB; y en los proyectos de energía no aparece nada con respecto a generación de electricidad. Las acciones contribuyen, pero no resuelven el problema de falta de inversión en la economía”, acotaron los analistas de Intercam Banco.

Estas inversiones y la suma de las que anunciaron el pasado mes de noviembre poco cambiarán la expectativa de crecimiento en el 2021 de entre el 3 por ciento y 3.5 por ciento. “Consideramos que la mayor parte de la recuperación vendrá de la demanda externa, y no de la demanda interna ya que estos proyectos son aún insuficientes. Si bien es un primer paso para aumentar la inversión, faltan varios proyectos más para poder hablar de un nuevo ciclo de inversión que ha estado frenado prácticamente desde hace cuatro años. Posiblemente la buena noticia sea referente a las inversiones que se harán en el sector enérgico que aun considerando que son precarias, porque es la parte que había estado esperando el mercado desde inicios del año”, concluyeron.

*Alejandra Marcos amarcos@intercam.com.mx Santiago Fernández sfernandezs@intercam.com.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here