Los Índices de Compras (PMIs) de la economía europea volvieron a decepcionar durante septiembre y confirmaron el estancamiento de la recuperación en el continente. El indicador adelantado de actividad para toda la economía cayó a 50.1 en septiembre, en contra con lo registrado en agosto 51.9, cifra por debajo de estimados que se ubicaban 51.7, lo que sugiere mayor desaceleración de la economía al cierre del tercer trimestre del 20202.

Recuperación europea sigue desacelerándose durante septiembre; servicios se contraen

Las manufacturas crecieron más de lo esperado (53.7 vs 51.9 e.) y mantuvieron a flote a una economía cuyo sector servicios volvió a mostrar contracción (49.1 vs 53 e.).

Los datos muestran que, si bien el rebote tras la reapertura fue fuerte, el crecimiento en el mediano plazo aún enfrenta obstáculos importantes. La contracción de los servicios pone en evidencia el efecto nocivo de recientes brotes de COVID-19 en la región y podría seguir presentando un desempeño negativo a medida que las medidas de mitigación en países europeos se vuelven más estrictas durante el otoño”, de acuerdo con analistas de Intercam Banco.

Además, explicaron que los indicadores de empleo ligaron 7 meses consecutivos de caídas, señal poco alentadora sobre la recuperación a largo plazo. “La principal preocupación es que la debilidad de septiembre se extienda a todo el cuarto trimestre y resulte en un regreso a la recesión, después de un breve rebote en el verano”, asegura la nota de IHS/Markit.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here